Un grupo de vecinos de la zona sur de la Ciudad de Córdoba logró que el próximo 26 de Julio se realice una audiencia pública por el amparo ambiental contra la planta de Bioetanol Porta Hnos, desde el año 2012 vienen denunciando una creciente contaminación “ambiental con brote de cánceres, enfermedades respiratorias, oculares y dérmicas, entre otras alteraciones”

La Asamblea VUDAS (Vecinos Unidos en Defensa de un Ambiente Seguro) podrán exponer sus fundamentos y mostrar las pruebas que aseguran que la planta contamina. Hace cinco años vienen denunciándolo y la causa se halla en el Juzgado Federal N° 3 de la ciudad capital cordobesa. Así como rechazan la presencia de la planta por considerarla dañina y peligrosa para la salud, sostienen una flagrante inacción del Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

Los vecinos en concreto denuncian que la planta que elabora bioetanol no tiene ninguna habilitación para operar. La planta se halla ubicada dentro de una zona residencial, el Barrio Parque San Antonio, que preexistía. Reclaman que no es un lugar para que esté radicada una fábrica de este tipo, y desde el año 2012 se han intensificado los casos de cáncer, enfermedades respiratorias, oculares y dérmicas.

Porta Hnos es una empresa familiar que se dedica a la fabricación de alcohol para uso medicinal, bebidas alcohólicas como el Fernet 1882 y el vinagre Casalta entre otros productos. Para los vecinos la contaminación llegó en 2012 “cuando inauguró la elaboración del bioetanol, con una producción de 100 mil litros a base de maíz transgénico fermentado”

La causa que iniciaron en aquel año cuenta con 20 vecinos que han sido afectados por la planta. La demanda tiene dos destinatarios: la empresa Porta Hermanos y el Ministerio de Energía y Minería de la Nación. En el año 2015, el organismo nacional les respondió que en la dirección citada -donde funciona la planta- “no existe registro de habilitación alguna acerca de una planta elaboradora de bioetanol en la dirección citada”,  Según la propia Asamblea, los mismos representantes de la empresa han reconocido esto mismo ante los vecinos.

Silvia Cruz es referente del grupo de vecinos y expresa mejor que nadie el pensamiento de la Asamblea con respecto a fábrica: “Si la empresa queda en el barrio y nosotros nos morimos, ¿quién va a luchar para que esta planta no siga matando? ¿O para que no haya otros Porta al lado de otros barrios como San Antonio?. Ante la injusticia de vivir en un ambiente contaminado, queremos dejar un precedente para demostrar que estas Empresas tienen que estar bien habilitadas y muy lejos de las zonas urbanas”.