El cráneo del cacique Cruz Polvareda está registrado bajo el número de inventario “9”, indicado en el hueso del cráneo con tinta color roja. Su cráneo, explicó a Télam el antropólogo Fernando Miguel Pepe, fue “coleccionado” por el agrimensor Carlos Chaperouge quien “acompañó al Coronel Manuel Obligado en el genocidio perpetrado al pueblo Qom para realizar la demarcación de las tierras arrebatadas a los pueblos del gran chaco, en ese momento territorio nacional“.

En un parte militar de la época se registró el momento de su captura: “Enero 24 de 1866. Al gobernador constitucional de la Provincia, Nicasio Oroño. ¡Viva la Patria! Excelentísimo Señor Gobernador, no hemos hecho todo pero hemos triunfado completamente dejando en el Chaco en diferentes combates, 74 indios muertos de pelea (…) entre éstos, 5 caciques – Ponciano Morcona, Antonio Ahaquihancalé, Juan de la Cruz Cacitoquí, Cruz Polvadera y Nicolás Samaquín“, la carta está firmada por el comandante de la Frontera Norte de Santa Fe, Manuel Olmedo, donde da cuenta del asesinato del cacique Polvareda.

Cintia Chávez, abogada de la comunidad de la ciudad santafesina de Las Toscas, donde será enterrado Polvareda, explicó a Télam que “el antropólogo Miguel Pepe del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) nos comunicó que ya se aprobó el pedido de restitución, hecho por el cacique Darío Pereyra, por los restos del cacique Polvareda que se encuentra en el Museo de La Plata“.

Según Chávez, “esta restitución valida el reclamo territorial realizado por el cacique por parte de la comunidad Sol y reconoce el genocidio al pueblo Qom, por eso es tan importante”.

El pueblo Qom se siente identificado con la lucha del cacique Polvareda, ya que ellos actualmente están en lucha por el resguardo de sus tierras, que fueron declaradas Sitio Arqueológico, pero aún sufren el avasallamiento del Municipio de Los Toldos“, sostuvo.

Desde la Facultad de Ciencias Naturales y Museo, de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) -de quien depende el Museo-, se confirmó que en septiembre el Consejo Directivo aprobará la restitución del cráneo, lo que se concretará el próximo 12 de octubre.

El cacique Darío Pereyra de la comunidad Qom N’hala (Sol) expresó que “estamos muy ansiosos por viajar a La Plata, saludamos a todos los integrantes del Museo y les solicitamos que aprueben el pedido de restitución de nuestro antiguo cacique Polvadera. Vamos a enterrar al cacique bajo un viejo quebracho en Villa Guillermina para que finalmente encuentre paz”.