Barrick Gold no parece medir consecuencias de su actividad. Con la mina Veladero aún cerrada por el ultimo derrame de marzo, pidió que se anule la causa que tiene en la justicia Argentina a raíz de los derrames de agua cianurada que produjo en la mina y que contaminó la naciente de cinco ríos.

Según informa la Agencia de Noticias Sputnik, la solicitud de anulación se hizo a través de uno de los directores que la empresa tiene en Argentina, Fernando Hugo Giannoni que además de la nulidad pidió desplazar al juez federal Ernesto Casanello de la causa. El Juez, en su última declaración había adelantado que había suficientes pruebas en contra del accionar de la empresa en Veladero que “obligan a considerar de modo definitivo su cierre

El Juez Casanello ha estado en la mira de Barrick Gold desde el primer momento, ya que la idea de la empresa es que la causa por contaminación se quede en la provincia, donde puede manejar a la justicia. El fuero federal, al parecer, es un área al que le cuesta dominar, por eso hizo todo lo posible para que finalmente se desplazara a Casanello, pero el magistrado volvió a intervenir en la causa cuando impulsó una nueva denuncia contra Barrick, esta vez por violar la Ley de Glaciares.

La Corte Suprema en su momento le retiró el fuero a Casanello, y lo trasladó a la órbita de la justicia sanjuanina, donde la causa está paralizada. La Asamblea Jáchal No Se Toca, quien desde el derrame del año 2015 promueve el cierre de la mina, volvió a presentarse al juez Casanello para ampliar la denuncia sobre la violación a la que incurre Barrick Gold sobre la Ley de Glaciares. La Mina Veladero está sobre zona periglaciar, protegida por la ley y este hecho constituiría un delito federal.

Casanello fue tajante al afirmar que “la producción de eventos contaminantes, no uno sino varios, obliga a considerar de modo definitivo su cierre pues son los hechos en su más cruda realidad lo que demuestran que las medidas de prevención fracasaron y los pronósticos fueron equivocados”. Barrick Gold volvió a recordarle al magistrado que la causa por contaminación estaba en un juzgado provincial de San Juan, incluso consideró que los dichos de Casanello significaban un “alzamiento” a la Corte Suprema.

Ahora, con la causa principal dormida en la justicia sanjuanina, Barrick movió otra pieza: pedir la anulación de la misma. En San Juan, lo saben bien los habitantes de Jáchal, la Justicia no es parcial ni mucho menos justa.