Un tribunal de apelaciones de San Francisco confirmó el fallo de 2019 a favor de Alva y Alberta Pilliod, una pareja que demandó a la empresa, tras haber contraído linfoma no Hodgkin, luego de usar el herbicida Roundup durante años.

El fallo también confirmó una compensación económica de 86,7 millones de dólares determinada por el juez de primera instancia, un monto bastante menor de los 2.000 millones que había reclamado la pareja, informó AFP.

En la sentencia, el juez indicó que Monsanto demostró una “intransigente renuencia a informar al público sobre los peligros carcinogénicos de un producto que distribuyó abundantemente en ferreterías y tiendas de jardinería en todo el país”.

“Monsanto sabía que los estudios que defienden la confiabilidad de Roundup eran inválidos cuando los Pilliod empezaron a rociar sus patios, sin usar guantes o equipos de protección, alentados por comerciales de televisión”, expresó la corte.

En el último intento de acabar con miles de litigios sobre el producto, la firma alemana sostiene que estudios científicos y autorizaciones muestran que el glifosato, el ingrediente principal del herbicida, es seguro. Sin embargo, la agencia de investigación sobre cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasifica al glifosato como “probablemente cancerígeno”.

Un portavoz de Bayer señaló que la firma “está en desacuerdo con el fallo de la corte debido a que el veredicto no está basado en evidencia o la ley”, y que explorará otras “opciones legales”. “Seguimos defendiendo con firmeza la seguridad de Roundup”, añadió.

Bayer, con sede en Leverkusen, en Alemania, compró Monsanto en 2018 por 63.000 millones de dólares. Junto con la compra, también heredó las batallas legales que enfrentaba la compañía que comenzó a fabricar Roundup en 1970.

Frente a este panorama judicial, Bayer tiene reservado 15.000 millones de dólares para enfrentar la ola de demandas en Estados Unidos vinculadas con el herbicida. En febrero, dijo que había llegado a acuerdos en unos 90.000 casos.

SOBRE EL GLIFOSATO

El glifosato es un veneno que se utiliza para eliminar malezas en cultivos genéticamente modificados (OGM) como soja, maíz, trigo y algodón, ya que estos resisten su nivel de toxicidad. Cientos de estudios científicos nacionales e internacionales ya demostraron que el glifosato:

> Es objeto de estudio de más de 1000 investigaciones científicas que demuestran el daño que ocasiona a la salud.
Puede generar daños en el sistema reproductivo y en el hígado de anfibios

> Puede ocasionar efectos irreversibles en el sistema nervioso.
>Puede causar cáncer.
> Afecta la biodiversidad de los bosques nativos.
> Está generando sus propias malezas.
> Se acumula en los campos argentinos. 
> Vuelve impermeables los suelos. 
> Se concentra en los sedimentos de la cuenca del río Paraná.
> Puede impedir el desarrollo embrionario y fetal.
> Enferma a los habitantes de los ´pueblos fumigados‘, a las escuelas rurales.
> Está presente en nuestros alimentos, en helados, en vinos de California, en cervezas alemanas, en alimentos del desayuno en Estados Unidos, en miel uruguaya.
> Está presente en nuestra sangre.
> Está presente en algodón, gasas, tampones, y pañales.