La fundación Big Human Wave, que lucha por el cuidado de las playas realizando limpiezas colectivas, trabaja actualmente para erradicar las colillas de cigarrillo, uno de los principales contaminantes que se hallan en cientos de miles dispersos en la arena.

Gastón Caminata, presidente de esta organización, indica que “cada colilla contamina 60 litros de agua” y adelantó que trabaja en un proyecto para declarar libres de humo todas las playas de Pinamar porque es algo que “no le hace bien al planeta, no le hace bien a la salud de las personas”.

“Cuando te ponés el cigarrillo en la boca estás liberando a la atmósfera 7 mil contaminantes”, advirtió Caminata a medios locales.

Desde la fundación indican que las colillas de cigarrillo representan el 30% de la basura en el mundo, y que más de 4,5 trillones de colillas se desechan al año.