La iniciativa fue elaborada por la Mesa del Abordaje de la Problemática Animal Urbana integrada por concejales y miembros de organizaciones proteccionistas y mascoteros, entre otros.

“El proyecto de ordenanza fue presentado al municipio a través de la Mesa conformada tanto por Organizaciones proteccionistas y concejales porque vemos que es una problemática de los animales urbanos y que se venía hablando desde hace un tiempo“, señaló hoy a Télam el concejal Carlos Antunes de Juntos por el Cambio.

El edil dijo que el objetivo de esta propuesta es que “avance con la vigente prohibición de circos con animales, por ejemplo sobre acuarios, ferias con animales que puedan venir y exhibición”.

El proyecto indica entre otros puntos que “los animales no humanos no nacieron para realizar actos que no les proporcionan ningún beneficio, no comprenden en absoluto determinadas “destrezas” que se les inculcan”, las cuales son “comportamientos creados por el hombre a partir de la crueldad, la dominación y explotación del “otro” animal, que es obligado a realizar ininterrumpidamente comportamientos ajenos a su naturaleza y motivados por “estímulos” proferidos por elementos de castigo (pinchazos, descargas eléctricas, latigazos, golpes, etc.)”.

“Reiteramos no habiendo dudas que los demás animales sienten dolor, corresponde a una sociedad empática y evolucionada, no causar, permitir ni tolerar ese sufrimiento en el nombre de una “diversión”, que dicho sea de paso, por supuesto, no es para todos”, agregó entre otros los considerandos del proyecto.