Ante el aumento de las personas que duermen en las calles de la ciudad de Luján, se le solicitó al Arzobispo de la Arquidiócesis Mercedes-Luján que contemple la posibilidad de destinar los espacios disponibles de las instituciones religiosas para albergar transitoriamente a las personas en situación de calle.

La idea, nacida desde el bloque de concejales del Frente Renovador, es que haya espacios de tránsito para poder dormir, asearse y disponer de servicios primarios de salud.

En el caso de contar con los espacios ofrecidos por las instituciones católicas para albergar (principalmente en la época invernal) a los sin techo, los concejales le solicitan al intendente municipal que, entre los funcionarios de Políticas Sociales y las autoridades del Arzobispado, coordinen e instrumenten un Programa de Emergencia Alimentaria y Sanitaria para asistir a las personas que se encuentren en situación de calle.