Se trata de un proyecto de resolución de la concejala Jorgelina Mudallel -aprobado por el Concejo- que entre otros puntos, pide al Ejecutivo santafesino que coloque “en todas las playas un cartel que indique que es un sitio libre de humo”.

Además, el texto solicita que se dispongan “recipientes acordes para depositar las colillas de cigarrillos, a una distancia no mayor de 50 metros, con la leyenda “Fumar es perjudicial para la salud”.

Según la iniciativa, “los fumadores solo podrán ejercitar ese hábito dentro de un radio de cinco metros de los recipientes mencionados, espacios que se denominaran Sector Fumadores”.

“El fin es evitar contaminación por colillas de cigarrillos y cuidar la salud de turistas y residentes de la ciudad de Santa Fe. Lo que planteamos con este programa es que dentro de una superficie específica se puedan instalar recipientes acordes para depositar las colillas de cigarrillos y que los fumadores estén en un radio específico“, explicó Mudallel.