LA EMPRESA AÚN DEBE SUELDOS

El gobierno provincial confía en que tendrá cuatro sobres arriba de la mesa cuando finalice el plazo para participar de la licitación pública que busca reactivar el Proyecto Minero Andacollo, a un año y medio de su paralización.

Si bien sólo una empresa compró el pliego, otras tres están realizando trabajos con sus geólogos para elaborar una propuesta de inversión destinada a la única mina metalífera de la provincia.

“Normalmente la compra se hace a último momento, pero son tres grupos que ya han gastado bastante dinero en armar una propuesta seria”, dijo el presidente de Cormine SEP, Martín Irigoyen, sobre el proceso que finalizará el 9 de mayo.

Los nombres que suenan hasta ahora son SF Ingeniería, Latin American Minerals,+ Trident Gold y GSC Resources, firmas de capitales sanjuaninos, chilenos y canadienses con diferentes niveles de experiencia en el rubro.

Irigoyen afirmó que “la corrección del valor del dólar y el levantamiento de retenciones a las exportaciones cambiaron totalmente los números del proyecto”, por lo que se mostró confiado en los resultados que arrojará la compulsa.

“Si bien sigue estando muy al límite porque es un proyecto de oro chico, esas dos cosas lo beneficiaron mucho y fueron fundamentales para que hoy tengamos cuatro grupos interesados firmes para participar de la licitación”, evaluó.

La empresa que se haga cargo del proyecto recibirá el usufructo de unas 24.000 hectáreas de áreas mineras por 25 años y deberá absorber a los 147 trabajadores que dependían de Andacollo Gold SA, reconociendo su antigüedad y remuneración.

El contrato que Cormine busca concretar requerirá a la nueva firma comenzar la producción de oro y plata en dos años y mantener una inversión mínima de un millón de dólares anuales.

Mantenimiento

Irigoyen indicó que, a la fecha, la provincia lleva invertidos unos 35 millones de pesos en el mantenimiento de las minas, la reparación de equipos y salarios de los trabajadores.

“Si a eso le sumás los 5 millones que nos debían de antes, a hoy la deuda de Andacollo Gold está en 40 millones, pero el número va creciendo todo el tiempo”, detalló.

“El motivo por el que se tomó a los empleados, más allá de lo social que era fundamental, fue para continuar las tareas de mantenimiento. Gracias a eso hoy tenemos cuatro interesados en asumir el control y la posibilidad de darles equipos que funcionan y minas en condiciones de ser trabajadas”, aclaró.

El 9 de mayo es el día fijado para la apertura de sobres, aunque el funcionario estimó que el plazo podría extenderse a pedido de dos interesadas.

En abril del año pasado, el gobierno provincial acordó con los 150 trabajadores de la mina aurífera de Andacollo un programa de trabajo para mantener las instalaciones, cuyos salarios iban a ser solventados de manera completa por el Estado neuquino.

Fue tras la intervención del obispo Virginio Bressanelli y puso fin a un dilatado corte en la ruta 40 que realizaban los mineros en el acceso a la localidad y a todo el departamento Minas.

En diciembre del 2014 la empresa Andacollo Gold abandonó las instalaciones y dejó a los obreros sin pagarles el salario. La firma estaba integrada por capitales nacionales luego de que compraran la concesión a la empresa chilena que había recomenzado la explotación.

La visita de Sapag
28
de abril de 2015: el exgobernador iba a ir a la mina, finalizadas las elecciones del domingo 26.
“Con la empresa Andacollo Gold tenemos demandas iniciadas y nada más. Conwwwaron una sola vez a un requerimiento”.
Martín Irigoyen, titular de la Corporación Minera de Neuquén, Cormine.

“No creo que vengan a pagar nada, nosotros se lo vamos a tener que cobrar de los bienes que sabemos que mantienen fuera de lo que era el Proyecto Minero Andacollo”.

El optimismo del titular de Cormine, Martín Irigoyen, se diluye cuando de las deudas de Andacollo Gold se trata.

A un año y medio de que la firma abandonara la explotación en el norte neuquino, el funcionario aseguró que esperan entregarle a la empresa que gane la licitación “un proyecto saneado”, lo que implica para la provincia hacerse cargo de reparar y mantener las instalaciones existentes.

Sin noticias

“Con Andacollo Gold lo que tenemos son las demandas que hemos iniciado y nada más. Conwwwaron una sola vez un requerimiento judicial y después no hemos tenido más noticias de ellos. Lo que hicieron fue un desastre y tenemos que cobrarles lo que corresponde a Neuquén”, dijo Irigoyen.

Explicó que el reclamo es por deudas y por la titularidad de los bienes que están en el proyecto y que hoy están a cuidado de Cormine.

“Entendemos que son propiedad de Cormine, al igual que los derechos mineros. Eventualmente los alquilaremos o veremos cómo hacemos, pero no vamos a ceder su propiedad”, sostuvo.

“Queremos que la empresa que entre lo haga en un proyecto saneado para que se pueda concentrar en que el proyecto pueda resurgir y no en pagar deudas del pasado”, concluyó.

La medida de fuerza que habían iniciado el año pasado los mineros fue incluida en la campaña electoral para gobernador. El entonces gobernador dijo que iba a ir a visitarlos dos días después de las elecciones para encontrar una solución, pero una semana antes se levantó el piquete.