El ministro de Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich, participó en una jornada de capacitación solicitada por la Escuela Agraria Nro 1 de Junín, donde ante 450 productores destacó la importancia de trabajar en forma asociativa y aseguró que el gobernador Daniel Scioli le pidió “fortalecer las escuelas agrarias de la Provincia”. En ese sentido, 11 escuelas agrarias de Lincoln, General Arenales, General Villegas, Leandro Alem, General Pinto, Florentino Ameghino, General Viamonte y Junín recibieron kits de herramientas.
“Estamos llevando adelante políticas agrícolas y ganaderas con una visión industrial, con administración de riesgos, que busquen siempre la innovación y el desarrollo rural, cuidando los recursos naturales y articulando con los recursos humanos y técnicos con una sola finalidad: la de agregar valor y generar trabajo”, señaló Franetovich.
Técnicos de la cartera agropecuaria dictaron talleres sobre producción porcina, apicultura, horticultura, molienda y se analizaron casos exitosos de asociatividad.
“Todos tenemos que tener en claro que estamos en el camino de ser una gran nación y esto llegará más rápido de lo que imaginamos, si entendemos que la Argentina tiene todo: recursos naturales humanos y técnicos, y el proceso de industrialización que se está dando, fundamentalmente en la trasformación de nuestra materia prima o productos primarios que de por sí llegan ya con un importante agregado de tecnología, pero hay que agregarle más valor y más eslabones a cada una de las cadenas productivas”, sostuvo.
“Por eso no debemos resignarnos a exportar granos sino proteínas en carnes, aceites, pastas, etcétera. Porque esto triplica el ingreso de divisas a nuestro país y genera ilimitadamente puestos de trabajo y desarrollo,y un círculo virtuoso que mejora el nivel de vida de todos los argentinos y fortalece la educación, la salud, la cultura y, por supuesto, mejora sustancialmente la seguridad”, agregó.
“Este es el camino, este es el modelo. Esto es lo que defendemos y por lo que trabajamos. Aquí no es el campo por un lado y la industria por el otro, es el campo y la industria juntos. Y de la industrialización del primero llega todo, para todos. Lógicamente hay que despojarse de egoísmos y de estancarse en posiciones sectoriales, porque debemos y vamos a llegar a un grado de industrialización tal que la demanda interna de productos primarios va a ser tan importante que la diferencia de precios del mercado interno y externo va a ser la misma”, enfatizó.
“Y es ahí donde van a desaparecer las retenciones y vamos además a haber consolidado una economía y un modelo para todos y donde ya nadie resigne nada. Este es el modelo de nación que incluye a todos los sectores y no el del 2 o 3 por ciento de terratenientes que ni siquiera viven en el interior de nuestra provincia y que son los dueños del 50 por ciento de la producción. Ellos sí quieren exportar sólo la producción sin interesarles en lo más mínimo nuestra nación y mucho menos sus habitantes”, dijo Franetovich.
“Ellos son los que prefieren instalar la división del campo y la industria y el conflicto entre los gobiernos y el campo, para que a nadie se le ocurra hacer lo que hay que hacer. Y son obviamente los mejores auspiciantes en los medios del sector como para enfrentar a los pequeños y medianos productores con el gobierno, intentando siempre demonizarlo.”
“Está en la inteligencia de los pequeños y medianos productores entender que quienes apoyamos a este gobierno consideramos y entendemos al campo como elemental para lograr esto. Sólo tenemos que querer a la patria para desarrollarnos y no regalar trabajo exportando sólo granos”, concluyó.