Por Sonia Renison. Redactora Especial a cargo de Viajes y Turismo.

“El Gobierno Nacional, haciéndose intérprete del sentimiento popular estima necesario, adecuado y justo reafirmar la adhesión a la Inmaculada Virgen del Valle y asimismo destacar la importancia y trascendencia que esa vocación espiritual volcó en el desarrollo del turismo interno e internacional”, dice el decreto presidencial número 856 firmado por Juan Domingo Perón el 20 de marzo de 1974.

De esta forma, los catamarqueños están en la puesta a punto de la celebración especial para el pueblo catamarqueño, el día que le tributan el amor a la virgen morena, la Virgen del Valle, que tendrá como epicentro la imponente Catedral-Basílica, reestructurada y capaz de aportarle a la ciudad capital, San Fernando del Valle, el estatus de una gran capital, como Salta y Tucumán.

El Federal recorrió Catamarca el mes pasado y cosechó estampas del sentimiento hacia la virgen. Es que El Paseo del Peregrino lleva hasta “La Gruta” donde nació la historia de la devoción a Nuestra Señora del Valle hace unos 400 años, cuando se obró el primer milagro que registran los libros.

Cuenta la historia que en aquella época un ex soldado español supo que en las cercanías del pueblito de Choya, en un nicho de piedra abierto en la montaña, los indígenas honraban a una imagen de la Virgen Morena. Arrobado al contemplarla decidió llevarla para que santifique su hogar, pero una y otra vez la imagen retornaba a su lugar, sin que hubiera explicación alguna para estos sucesos. Ahí nació el culto a esta virgen, con una devoción que crece años tras año.

Así, con este nuevo aniversario tan próximo al proyecto turístico que se ha desarrollado en los últimos años, es que el programa del 20 de marzo próximo prevé, desde las 18, la inauguración del “Circuito Turistico Catedral Basílica”; la ofrenda floral “Camarín Virgen del Valle” con las autoridades provinciales, nacionales y municipales, la Misa y Bendición de imágenes de Nuestra Señora del Valle a cargo del Obispo Luis Urbanc; las palabras de la Ministra de Turismo, María Natalia Ponferrada; del Ministro de Turismo de la Nación, Carlos Enrique Meyer y la gobernadora catamarqueño, Lucía Corpacci.

También los artistas catamarqueños Alico Esplocin y el profesor César Reynoso con el ballet Atahualpa Yupanqui desplegarán el espectáculo “El Misachico” y habrá una instalación de Luz y sonido titulada “Los Milagros de la Virgen” con la guardia de honor de la Federación Gaucha de Catamarca.

Algunos milagros de la virgen

Don Ignacio Moreno Gordillo, vecino de Santa Cruz, vivía con cierto bienestar, pero afligido porque había perdido a un hijo. Cierto día, enfermó gravemente su segundo hijo. A pesar del gran empeño y atención, el niño falleció poco después. Es así que sus padres cargan con el cuerpo rumbo al valle para depositarlo a los pies de la Virgen, y prometen que si vivía lo consagrarían a su exclusivo servicio como sacerdote y capellán del santuario. Una vez depositado el cuerpecito ya rígido, a los pies de la imagen, éste comienza a moverse, se anima y revive.

Otro milagro ocurrió sobre el presbítero Pedro Acuña. Enfermo y postrado en la cama, Acuña piden que le abran la puerta de la habitación porque no veía nada, a lo que le responden que estaba abierta. “Estoy ciego”, exclamó. Sin aplicarle remedio alguno, el cura y el clero deciden llevarlo a la procesión de la virgen. Acuña se opuso por no creerse merecedor. Pero una vez allí, oró de rodillas y en silencio. Después habló en voz alta a la virgen para pedirle que si convenía le devolviera la vista perdida, y si no le diera resignación para soportar aquella desgracia. Aun no había terminado de hablarle a la virgen cuando comenzó a inquietarse y luego de un instante de silencio manifestó que comenzaba a distinguir la imagen. Al rato veía perfectamente.