Se trata de la primera restitución que se concreta en Argentina de un cuerpo momificado a una comunidad indígena originaria.

El cuerpo momificado, que fue hallado hace más de 40 años en el interior provincial, se encontraba resguardado en el Museo Calchaquí, donde fue exhibido hasta 2011, ya que las autoridades de la Supervisión de Patrimonio de la Municipalidad de la Capital decidieron ocultarlo de la vista de las personas.

Esto se logró gracias al contacto que tuvimos con la gente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), quienes nos hicieron de nexo para que nos podamos entender con la comunidad y poder lograr llegar a esta instancia de una restitución totalmente pacífica entre la provincia y la comunidad”, destacó la Directora de Antropología provincial, Calorina Ale.

“Tenemos la fiel creencia de que se tienen que restituir no solamente los cuerpos humanos momificados, sino también las piezas arqueológicas y paleontológicas que en algún momento salieron de su lugar de origen“, agregó la funcionaria y adelantó que ahora la provincia “trabaja para lograr las restitución de dos momias que han sido traídas desde Antofagasta de la Serra ilegalmente y se las llevaron a Francia y poder traer piezas que están en el museo de La Plata, por las cuales la provincia ya hizo un requerimiento.

Por su parte, el cacique Marcos Salva de la Comunidad Indígena Colla Atacameña de Antofalla señaló que el hecho de que “vuelvan al lugar de origen nuestro ancestros, es algo muy importante para nosotros”

Ahora nosotros vamos a llevar el cuerpo y lo vamos a tener en un lugar resguardado, y el próximo 19 de abril vamos hacer una ceremonia donde el cuerpo será puesto en una churpa que es una especie de monolito con una placa donde se podrán recibir ofrendas, explicó.