Postergada pero productiva, la zona del Impenetrable chaqueño es una región amplia que necesita de la mano del estado para salir del círculo de la subsistencia. Por eso, el Ministerio de Agricultura de la Nación impulsó una serie de subsidios que servirán a ese despegue productivo: servirán para obras de infraestructura y equipamiento para productores de ganado menor, específicamente cabritos, corderos y lechones. Se espera que se vean beneficiadas más de 650 familias de la región.
 
El proyecto más importante será la construcción de una sala de faena móvil que quedará a disposición de los pequeños ganaderos organizados. En el Impenetrable se producen animales que por lo general son de subsistencia: cabras y algunos productores menores de ganado bovino. Esta importante herramienta permitirá agregar valor en origen a su producción, así como mejorar las condiciones higiénico sanitarias de la faena. 

“Los proyectos tienen como finalidad mejorar la producción primaria, el agregado de valor en origen y facilitar la comercialización de los productos del Impenetrable”, señaló Carla Campos Bilbao, secretaria de Desarrollo Rural. Para llevar adelante la iniciativa se avanza también en la organización de los productores, en el marco de acciones conjuntas con entidades locales nucleadas en el Frente Nacional Campesino, entre ellas la Asociación Civil Comunitaria de Servicios Rurales Río Teuco, la Asociación Civil Unión de Campesinos Criollos del Impenetrable y la Asociación Civil Comunitaria El Caudillo.
 
En una primera etapa, se comprarán cinco silos aéreos para el acopio de granos y 75 toneladas de maíz, con lo que se conformarán fondos rotatorios. De esta manera, se asegurará el abastecimiento del forraje y su obtención a un mejor precio, con lo que se optimizarán los índices de rentabilidad.