“El gobierno de la provincia de Chaco priorizó los intereses económicos por sobre la salud de la población más sensible a la infección del Coronavirus”, indica el comunicado de prensa emitido por Somos Monte luego de que la Subsecretaría de Desarrollo Forestal habilitara los servicios de emisiones de guías de transporte de rollos, rollizos, leña, postes, carbón vegetal, tanino y furfural en el período de cuarentena.

Desde el Ministerio de Producción provincial -a cargo de Sebastián Lifton- argumenta que “la actividad forestal se encuentra incluida en las vinculadas con la producción, distribución y comercialización agropecuaria”.

Junto con la emisión del decreto, se elaboró una lista con más de 100 productores habilitados para el transporte de guías y un permiso para la empresa Indunor de La Escondida a retomar las actividades en la fábrica. Pero la actividad que desarrolla la empresa Indunor, “mediante el efecto tóxico del furfural genera efectos irritantes en la vías respiratorias”, por lo que se duplica la exposición de los trabajadores a enfermedades respiratorias en el marco de la pandemia.

Además, desde la organización indican que “las personas que cortan madera para grandes empresas deberían recluirse como cualquier trabajador y cumplir con el aislamiento para preservar sus vidas y las ajenas”.

Por esto, consideran que el Gobierno chaqueño priorizó los intereses económicos por sobre la salud de la población y “expone a la a los obreros forestales, pese a que conoce la vulnerabilidad de estos trabajadores, potenciada por la precariedad de sus condiciones de trabajo y su pobrísima cobertura sanitaria, cuando pueden acceder a ella”, sostiene el comunicado.

Desde Somos Monte Chaco solicitan al gobernador Jorge Capitanich que revea esta decisión, “que anteponga el absoluto valor de la vida y salud de los chaqueños más desprotegidos, valor infinitamente más preciado e insustituible que los intereses económicos de los empresarios forestales”.