El Ministerio de Producción trabajará con la Fundación Conservation Land Trust (CLT) para fortalecer las acciones de preservación de especies autóctonas de la región en peligro como el oso hormiguero, el yaguareté y el loro hablador, especies que sufren ser sacados de su hábitat por cazadores furtivos para su comercialización ilegal.

Así lo definieron en una reunión el ministro de Producción Gabriel Tortarolo con el coordinador veterinario de la CLT Gustavo Solís, entidad que financia programas de protección de la vida silvestre, reintroducción de especies extintas, restauración de paisajes y programas de desarrollo local, generalmente en el área del ecoturismo, agroecología y educación ambiental.

La CLT viene trabajando en un proyecto de readaptación y recuperación del oso hormiguero, por lo que desde el año pasado se acordó hacer una intervención rápida ante cualquier denuncia de aparición, para poder rescatarlo y enviarlo al Centro para su recuperación. “Vamos a hacer una campaña avisando que todo aquel que observe la presencia de un oso hormiguero no lo dañe, y nos avise porque tienen que saber que si no se le dan los cuidados necesarios corre riesgo su vida”, enfatizó Tortarolo e indicó que “principalmente en esta época del año las hembras comienzan con el período de parición, y se suelen encontrar crías abandonadas por la muerte de las madres, por lo que es fundamental su atención a tiempo”.

Con respecto a acciones sobre avistaje y recuperación del yaguareté y Loro hablador, este año se realizarán nuevas capacitaciones para elaborar un protocolo de cómo proceder ante una información de cualquier poblador rural sobre el avistaje de un yaguareté o la identificación de una huella.

“Es necesario que nos pongamos de acuerdo sobre el procedimiento a seguir en estos casos. Vamos a diagramar algo más orgánico para actuar rápido, recuperar la mayor cantidad yaguaretés que sean divisados en territorio chaqueño, con una especial atención en las crías”, subrayó.

En cuanto al loro hablador, a través de la Fundación CLT se buscará un lugar de alojamiento y crianza, para que posteriormente puedan ser reinsertados al medio autóctono sin mayores dificultades. “Hay que ser muy cuidadosos con el tema sanitario de estas aves, porque pueden ser portadoras de enfermedades que si no se las atienden a tiempo o no se la identifica a tiempo en el ser humano, puede llegar a ser mortal”, advirtió.