Por Leandro Vesco / Fuente: Télam

Recorrido de bodegas, catas y maridajes, patio de comidas, paseos de artesanos y diversos espectáculos fueron los principales atractivos de la cuarta Fiesta Provincial de la Vendimia que culminó este domingo en Tornquist, a 90 kilómetros al noreste de Bahía Blanca, sur de la provincia de Buenos Aires.

La región serrana bonaerense concentra las bodegas más importantes de la Provincia, se trata de la ubicada en Saldungaray, y la de Cerros Colorados, cuyos vinos y espumantes año a año cobran más relevancia a nivel local e internacional. Los vinos de Buenos Aires tienen cada vez más adeptos.

El partido de Tornquist es el centro de una movida vitivinícola, una región hasta hace algunos años atrás impensada para la producción de vinos de gran calidad.

La actividad organizada por la Dirección de Turismo local se lleva a cabo en el predio del sector del balneario Parque Norte, en las afueras de la ciudad, donde  actuarán  el Chaqueño Palavecino y  Kapanga. Habrá patio de artesanos y carpas en las que estarán las bodegas del distrito, y también se ofrecerán charlas de especialistas en vinos, entre otras actividades, informaron los organizadores.

La zona de Sierra de la Ventana es apta para el cultivo de vid, destacándose en ella la bodega ubicada en Cerro Colorado ya que posee un faldeo de gran pendiente orientado en dirección norte.

La gran amplitud térmica del lugar hace que la concentración de aromas, color y azúcares sea la ideal para obtener un vino de alta calidad. En tanto la Bodega Saldungaray cuenta con 20 hectáreas de uvas que fueron plantadas en el año 2003, entre los varietales que trabajan se destacan el tempranillo, el pinot noir, cabernet franc, chardonnay y sauvignon blanc. La situación geográfica es ideal.

Otra de las propuestas fue el taller de concientización ambiental Cuentos Pintados, destinado a niños y coordinado por el dibujante y artista plástico Jorge Palermo, con el auspicio de la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.