Con la participación del INTA, desde hoy y hasta el 9 de octubre se realiza el V Congreso Latinoamericano de Agroecología en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad Nacional de La Plata. El evento, que recibió más de 1.200 inscriptos y 600 ponencias, se realiza por primera vez en la Argentina y cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura de la Nación y de la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología. En un país donde el agro es uno de los motores de la economía, la agroecología se ha abierto como una puerta hacia la producción basada en el cuidado del medio ambiente.

La agroecología es una disciplina científica relativamente nueva (década de los setenta del siglo XX), que frente a la agronomía convencional se basa en la aplicación de los conceptos y principios de la ecología al diseño, desarrollo y gestión de sistemas agrícolas sostenibles.

La preocupación ambientalista surge a raíz de la constatación de los efectos que sobre el medioambiente está produciendo la generalización de un modelo de agricultura química, que se fundamenta en el uso intensivo del terreno de cultivo, en una alta incorporación de insumos y, por tanto, de energía. La visión ecológica se basa en considerar los terrenos de cultivo como unos ecosistemas, dentro de los cuales también tienen lugar los procesos ecológicos que suceden en las formaciones vegetales no cultivadas.

Para la fundamentación de la agroecología, y su definición influyeron de manera importante los trabajos desarrollados desde las perspectivas de la Antropología y la Geografía, para describir y analizar las prácticas agrícolas de los pueblos indígenas y los campesinos tradicionales y, en especial, para desentrañar cuál era la lógica que se aplicaba en estos agrosistemas, basándose para ello en la recuperación de la tradición oral. Los sistemas tradicionales mostraban una preocupación por el uso de los recursos para la subsistencia no centrándose en exclusiva dentro del campo de cultivo, sino manejando a la perfección las interacciones dentro del propio cultivo, y entre el cultivo y el medio circundante. El análisis de los sistemas indígenas y tradicionales proporcionó a la agroecología herramientas conceptuales y prácticas para proponer alternativas a la agricultura industrial.

Con respecto al Congreso que se desarrolla a partir de hoy “Es una oportunidad para mostrar el trabajo del instituto en esta área de conocimiento”, afirmó Gustavo Tito, director del INTA EEA del Área Metropolitana de Buenos Aires. El encuentro contará con la presencia de referentes nacionales e internacionales como Clara Nicholls –presidenta de la Socla–, Miguel Altieri –padre fundador de la agroecología y docente en la Universidad de California–, Emma Siliprandi –especialista de la FAO–, entre otros. Por su parte, el INTA participa con destacados especialistas de su sistema de investigación y extensión. Así, Tito resaltó el carácter innovador de la estrategia trabajada por el instituto en los territorios. “Es un esquema institucional de vanguardia en América Latina, pensado para generar desarrollos tecnológicos que transforman la agroecología en una alternativa económicamente viable y beneficiosa con el ambiente”, explicó.

En esa línea, el técnico ponderó el aporte del área de Recursos Naturales, a cargo de Pablo Tittonel; del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar, bajo la coordinación de Andrea Maggio y de la Red de Agroecología, encabezada por Jorge Ulle.

De igual modo, el director del INTA AMBA remarcó la acción del Prohuerta, una política pública que beneficia a más de 3 millones de personas a través de sus huertas, y del Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural, el cual apoya el crecimiento de pequeños y medianos productores. Se prevén conferencias magistrales, mesas de trabajo y talleres sobre la aplicación los principios agroecológicos al diseño, desarrollo y gestión de sistemas productivos.

A la vez, especialistas mundiales dictarán un seminario en el que se presentarán algunas experiencias regionales. También se esperan agricultores de todo el país que venderán sus productos en una feria abierta a la comunidad.