El antiguo Cabildo de Jujuy, que data como tal desde el año 1593 y hasta hace no mucho tiempo era utilizado como sede de la Central de Policía, forma parte del núcleo de edificaciones convertidas en patrimonio de la ciudad, es vecino a la Catedral y se ubica a una cuadra de la Casa de Gobierno.

En enero de este año ya se habían comenzado trabajos preliminares en el lugar, con el desmalezamiento y desinfección en todos los patios y ambientes y la demolición programada de algunos muros.

El proyecto en general prevé una recomposición de la estructura del edificio y una readecuación de los espacios para la posterior instalación del Museo Histórico El Cabildo, para lo cual en septiembre del año pasado el Ministerio de Turismo y Deportes proporcionó a la provincia los fondos indicados.

El gobernador Gerardo Morales dijo que el Cabildo pasará a “constituir un casco histórico recuperado, en donde está incorporada la Casa de Gobierno, que es monumento nacional, y la Iglesia Catedral”, en la que también se prevén obras de restauración.

Respecto a la etapa de trabajo lanzada, detalló que está centralizada “en la remodelación de la construcción histórica del cabildo, que suma una cifra de inversión de 119 millones de pesos”, de los cuales “55 millones aporta el Gobierno nacional y el resto lo aporta el Gobierno provincial”.

Apuntó que luego será el turno de otras “grandes obras” en proyección y están vinculadas, entre otros, a la construcción de “un edificio en donde estará el archivo histórico de la provincia, que es uno de los más importantes del país”.

Aquí hubo una generación de hombres y mujeres que dejaron sus vidas para que hoy seamos patria“, resumió al señalar que “los turistas tendrán la posibilidad de conocer de esa historia y el corazón del pueblo de Jujuy”.