Los humedales son áreas que permanecen en condiciones de inundación o con sus suelos saturados con agua durante periodos considerables de tiempo. Entre ellos se cuentan las márgenes de los ríos, los bañados y esteros, los arroyos, las costas marinas, las lagunas altondinas, los lagos, los glaciares, las marismas y las vigas. Los humedales son imprescindibles en el equilibrio ecológico.
 

En este sentido se ubca el Proyecto Ordenamiento Pesquero y Conservación de la Biodiversidad en los humedales fluviales en los Ríos Paraná y Paraguay, una iniciativa que demandó cuatro años de trabajo e involucró a representantes de siete provincias y de la Secretaría de Pesca de la Nación.

El trabajo, financiado con una donación del Fondo Mundial del Ambiente, incluyó la realización de un inventario de humedales, especialmente en la cuenca del Río Paraná, y una estimación de cupos de pesca, tanto para la captura artesanal y deportiva como la industrial. 
 
Fue una tarea en conjunto con representantes de Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe. “Lo que hemos logrado acá es producción sustentable y este es el gran objetivo de la Secretaria de Medio Ambiente de la Nación”, explicaron desde esa secretaría. Y ampliaron. “La propuesta es no denigrar los ecosistemas, que son los que nos van a seguir dando a nosotros la capacidad de seguir produciendo”.
Por su parte el coordinador del Grupo de Trabajo de Recursos Acuáticos de la Secretaria, Antonio Denichilo, explicó a Télam que los humedales “están estrechamente vinculados con el ciclo de vida de los peces que allí habitan y que obviamente son pasibles de actividades pesqueras”.