Ningún otro tipo de producción animal terrestre (vacuno, ovino, porcino o avícola) genera tantas toneladas de carne, en tan pequeña superficie, como el cultivo de peces en sistemas controlados.

 

Este material tiene como objetivo mencionar algunas ventajas comparativas del cultivo de peces en sistemas controlados en relación con otros sistemas productores de proteínas para el consumo humano. Además, se intentará presentar una alternativa productiva a otros cultivos, aprovechando sectores inundados del campo, lagunas, o superficies en desuso.

Menos superficie, mayor rendimiento

Dado que el cultivo se realiza en tanques circulares de tipo australiano y el agua que contienen se mide en metros cúbicos, el cálculo que debemos hacer es superficie por altura. Suponiendo que tengamos un tanque circular de 15 metros de diámetro y 2,50 metros de altura, tenemos la capacidad de contener 440.000 litros de agua y estaríamos ocupando una superficie de solo 177 metros cuadrados.

 

Este tanque, para aumentar el rendimiento productivo, debería ser acondicionado. Esto requiere unos 20 metros cuadrados adicionales de superficie y, en el caso de nuestro ejemplo, suma un total de 200 metros cuadrados.??Por metro cuadrado de superficie la cantidad de kilos de carne que se cultivan es mucho mayor en relación a otros sistemas productivos. En un tanque acondicionado debidamente es posible cultivar un promedio del 10% del peso total del volumen de agua.

 

Volviendo a nuestro ejemplo: 440.000 litros de agua permiten el cultivo de 44.000 kilogramos de peces. En este caso, el agua se mide en metros cúbicos, en litros o en kilogramos: un metro cúbico es igual a 1000 litros y 1 litro es igual a 1 kilogramo.??Otro dato importante que debemos tener en cuenta es que los peces tienen mejor conversión alimentaria que los animales de tierra.

 

En la Argentina hay muy pocas plantas productoras de alimento balanceado específico para peces y están todavía muy lejos de producir alimento de alta calidad, como el que se logra en países vecinos. Sin embargo, pese a esta deficiencia, la conversión del alimento para peces en Argentina es aproximadamente de 1,5 x 1; es decir, se requiere un kilo y medio de alimento balanceado para obtener un kilo de pescado.

 

Es importante tener presente que en países donde la producción acuícola está bien desarrollada, como por ejemplo en Chile, la conversión del alimento para peces es de 0,90 x 1. Es decir, con menos de un kilo de balanceado se obtiene 1 kilo de pescado.

Ejemplos de la relación alimento-carne producida:
– Peces: 0,9 a 1,5 de alimento x kg. de carne producida.
– Vacunos: 5 a 7 kg. de alimento x kg. de carne producida.
– Porcinos: 3,2 kg. de alimento x  kg. de carne producida.
– Pollos: 2,1 kg. alimento x kg. de carne producida.

Por último, una gran ventaja de la producción de peces para el consumo humano es que se requiere un capital menor para invertir en suelo (superficie) e instalaciones que lo se requiere para otras producciones agrícolas.

 

Acuicultura para aumentar la producción del campo

 

El campo se caracteriza por diversificar su producción entre distintas alternativas: siembra de granos, pastura, producción de vacunos, porcinos, etc. La acuicultura resulta una efectiva aliada para aumentar su productividad y aprovechar áreas no explotadas.

Así, algunas de las posibilidades para maximizar los resultados son la explotación de lagunas y sectores de campos inundados, o bien la utilización de tanques australianos en una superficie en desuso del campo.

En el caso de las lagunas o sectores inundados, como no podemos ejercer un control sobre estos espejos de agua porque dependen del clima, el cultivo acuícola se realiza con especies tolerantes al frío. Se tiene en cuenta también la calidad del agua de la laguna elegida. Según la especie, la cosecha se logra recién en uno o dos años, con una inversión moderada.

 

Sin embargo, más tarde o más temprano, el campo consigue una entrada de dinero extra, de un sector que no producía nada. Cabe destacar que, según el espejo de agua, realizando el trabajo apropiado y prácticamente sin riesgos, se pueden obtener varias toneladas de pescado.

En el caso de los tanques australianos, el sistema permite desarrollar una acuicultura semi intensiva y relativamente controlada. Es una opción de riesgo mínimo y que le agrega productividad al campo durante todo el año. El tanque se debe acondicionar para este fin, por lo que requiere una inversión mayor que las opciones anteriores. En este caso la productividad del tanque australiano aumenta, en toneladas de pescado, acondicionando apropiadamente el mismo.

Para participar de las entradas gratuitas para el seminario entrá a:

http://goo.gl/S4j7H

Más información:
Escuela del Productor Acuícola
Belgrano 3323 – zona rural – San Vicente.
Celulares: 011-15-3732-7562/63/64.
Página Web: www.productoracuicola.com.ar
Correo electrónico: productoracuicola@yahoo.com.ar