A raíz de las muertes infantiles que se produjeron en las últimas semanas en el Conurbano norte de la provincia de Buenos Aires, el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, recordó la importancia de adoptar medidas básicas de cuidado como lavado frecuente de manos y mantener la lactancia materna para prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias.

Además el funcionario instó a los padres y a aquellas personas al cuidado de niños pequeños a realizar la consulta urgente al centro de salud más cercano en caso de que se presenten diarrea, vómitos, fiebre o síntomas respiratorios.

Manzur sostuvo que “los casos fatales ocurridos en el último mes –que están siendo estudiados por ambas carteras y una comisión de expertos– son compatibles con los virus respiratorios o gastroinwwwinales de circulación habitual en esta época del año”. En ese sentido, autoridades sanitarias de la provincia de Buenos Aires informaron hoy que en los próximos días se esperan los resultados de laboratorio que arroje el agente causal.

El Ministerio de Salud de la Nación recomienda a la población adoptar las medidas de prevención básicas para reducir la incidencia de todas las infecciones que afectan a los niños:

1. Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón varias veces al día. Especialmente, antes y después de preparar las comidas o darles de comer a los bebés; también, antes y después de ir al baño o de cambiarles los pañales.

2. Si los niños presentan vómitos y/o diarrea, no suspender al aporte de líquidos y continuar la lactancia y ofrecerles líquidos fraccionados (agua segura) mientras se acude a la consulta médica al centro de salud más cercano, en forma urgente.

3. Dar sólo pecho a los bebés hasta los 6 meses, agre­­gan­do a partir de esa edad alimentos sólidos adecuados.

4. Aplicar a los niños todas las vacunas del calendario oficial.

5. Evitar el contacto de los niños con personas enfer­mas.

6. Cuidar el aire interior de las viviendas, evitando el humo de cigarrillo o de leña, y ventilando las habi­ta­cio­nes donde hay brasas o una llama.

7. Cuidar la casa de la humedad evitando que se junte vapor en los ambientes para que no se desa­rro­llen bacterias y moho.