En un contexto marcado por la bajante extraordinaria del río Paraná, que podría prolongarse hasta fines del próximo verano y ya está generando un impacto ambiental y socieconómico negativo en el nordeste y en otras regiones del país -indican expertos-, en Posadas juntaron más de 93 mil kilos de residuos de la costanera.

“En el marco de las acciones para lograr una ciudad amigable, más limpia y linda, la Municipalidad de Posadas puso en marcha durante esta semana un operativo de limpieza en la orilla del Río Paraná, en el tramo este del Parque Costanera”, informó esa municipalidad.

Los operarios municipales retiraron hasta el momento nueve cargas de camiones, lo que representa más de 93 mil kilos de residuos, entre los que se encontraban troncos, vasos, botellas plásticas, entre otros.

Además de los trabajos de esa Comuna, buscan generar conciencia en la comunidad de que todos los residuos sueltos que quedan en la vía pública a través de los sistemas pluviales terminan contaminando el Paraná.

Por su parte, en Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes, entidades ecologistas agrupadas en el colectivo Dos Orillas enviaron una nota a los gobernadores Omar Perotti y Gustavo Bordet para manifestar su “profunda preocupación por los impactos sociales y ecosistémicos de la bajante extraordinaria del río Paraná”. También exigieron “acciones inmediatas y mancomunadas para salvaguardar -a través de políticas públicas- los bienes naturales y las comunidades y habitantes que viven y desarrollan sus economías en las regiones afectadas”.