La Cofradía de los Caballeros del Omelette Gigante nuevamente se prepara para realizar su tradicional ceremonia anual, cocinar el omelette gigante que pone el broche de oro a la celebración por el aniversario de Pigüé, Capital del Partido de Saavedra en la provincia de Buenos Aires. El evento se realizará este domingo en el parque municipal Fortunato Chiappara, ubicado en la entrada principal de esa ciudad bonaerense.

La omelette será preparado por la denominada Cofradía Mundial de los Caballeros de la Omelette Gigante. Para esta nueva edición se utilizarán 17.000 huevos, 100 kilogramos de jamón y varios kilos de condimentos, que serán colocados en una gigantesca sartén de 4,20 metros, y que se ubicará en un carro sobre rieles para su transporte. La Cofradía no dice sus secretos que convierten a este omelette en un plato popular y exquisito, un punto de encuentro gastronómico que convoca a peregrinos de todo el país.

La historia de la Cofradía es muy particular, se crea en Francia en 1973, en la ciudad de Bessieres, una Sociedad con el objeto de “Preparar y hacer degustar en la alegría, gratuitamente, la Omelette Gigante de los beserianos” En 1984 Los Caballeros de Bessières inauguran la Omelette en Dumbea, Nueva Caledonia, colonia francesa en islas del Océano Pacífico Sur. Con los años ha devenido en la Fiesta más grande de esas islas de Oceanía. En 1985 se realiza la primera Omelette Gigante de Abbeville, en Estados Unidos. Tres años más tarde se hace lo mismo en Canadá, y en abril de 1990 se hace el primer Congreso en Dumbea. Allí los Grandes Maestros ven que la idea a trascendido y que es necesario establecer algunas normas que la rigan a nivel mundial, uniendo a todas las Cofradías bajo estos preceptos:

  1. Perpetuar la tradición de gratuidad de la Omelette.
  2. Recibir gratuitamente a los miembros de otras Cofradías en ocasión de la fiesta local.
  3. Vestimenta única para las ceremonias.
  4. Definir el fin de la Cofradía: “Antes de todo practicar la amistad, multiplicar los intercambios culturales y desarrollar la francofonía”.

En 1999 se crea en Pigüé una Cofradia y se realiza la primera Omelette Gigante con motivo del aniveresario de la ciudad cabecera. Los Cófrades este año señalaron que “la fiesta comenzará este domingo las 9 AM con la misa de campaña, luego el desfile de la Cofradía de los Caballeros del Omellete y a partir de las 11 la tradicional rotura de los huevos“.

“Para la preparación habrá 16 equipos de cuatro personas llamados cofrades, quienes vestidos con saco y camisa blancos, pantalón y zapatos negros, corbata amarilla y un gorro de cocinero de casi medio metro de alto se dispondrán de romper los huevos y a cortar las baguettes de 3,5 metros de largo y 30 kilogramos de peso”

Además, y en el marco de las actividades por el nuevo aniversario de la ciudad, a las 18 se llevará a cabo un desfile cívico-militar por las calles internas del paseo público, luego estará la elección de la reina y el cierre se realizará desde las 20.30 con la actuación de Los Nocheros.

Pigüé se encuentra en los antiguos dominios del cacique Calfucurá y su nombre, que deriva del idioma mapuche, significa “lugar de reunión o parlamento“. Tal denominación se escogió porque en estas tierras se libró la batalla de Pihué (1858) en la que se enfrentó la vanguardia de la última línea de fortín a cargo del coronel Nicolás Granada, contra indígenas comandados por los cacicazgos que respondían al cacique Juan Calfucurá.

Pigüé fue fundada el 4 de diciembre de 1884 por los franceses Clemente Cabanettes, Eduardo Casey y Francisco Issaly, cuyos nombres llevan hoy las principales calles de la ciudad. Hoy es una ciudad pujante con boulevares arbolados y adoquinados que recuerdan una ciudad europea. La fiesta del Omelette le ha dado trascendencia nacional.