Fotos: Marcelo Arias

 

Coincidencias.

Unos días antes de cruzar en la ruta a estos paisanos (ver VIDEO), Raúl Oscar Finucci presentaba “Todos somos gauchos” en la histórica Manzana de las Luces.

Este libro es una guía sencilla y perfecta sobre los usos y costumbres de los gauchos: su nacimiento, desarrollo y desaparición. El libro es tan didáctico que se recomienda su lectura en las escuelas.

Los primeros peregrinos de a caballo.

Escribe Raúl Oscar Finucci:

A comienzos del año 1945 unos socios del Círculo Criollo El Rodeo, entre los que se encontraba Orlando “Fito” Binaghi, habían planeado realizar un viaje a San Antonio de Areco, pensaban salir un miércoles y era sólo por el hecho de andar a caballo.

 

Resultó que empezó a llover el miércoles y el sábado 7 de mayo cuando se reunieron todavía llovía, arruinándoles el proyecto. Entonces vieron que en el diario La Prensa había salido una nota que decía que el domingo 8 de mayo se iba a hacer en Luján una procesión, por el Día de la Vírgen, y que iban a pasear una carreta con una imagen; y decidieron salir esa misma medianoche hacia Luján.

Llegaron a Luján a las 7 de la mañana.

Cuando llegaron a la Basílica ya se estaba organizando la procesión con una carretita que había hecho el museólogo Enrique Udaondo en base al primer cuadro que existe en Luján del Milagro de la Vírgen. Mientras esperaban se acerca un hombre a este grupito y les dice a los paisanos de El Rodeo que iban a ser la escolta de la carreta.

Al final de la procesión el párroco Anunciado Serafini, que estaba en la escalinata de la Basílica, los mandó llamar, allí les dijo que a Luján iban peregrinos de distintos géneros, pero no había una peregrinación de gauchos y él quería una de gente de a caballo, y pregunta si es posible que se pueda organizar. La respuesta fue obviamente positiva. Ante la afirmación, Serafini preguntó cuándo se haría; Binaghi conwwwó: “Cuando no haga ni mucho frío ni mucho calor, no por nosotros sino por los animales y las ceremonias.

Así nacían las peregrinaciones a caballo al santuario de Nuestra Señora de Luján.