“Misiones es Cataratas, es tierra roja, es Ruinas de San Ignacio, es abundante vegetación, es Moconá, es selva y monte, es mate, es piedras preciosas. Y es orquídeas. Muchos turistas se llevan las orquídeas compradas al costado de la ruta, plantas que son extraídas del monte nativo y de esta manera perjudican la biodiversidad de la región. Las biorquídeas fueron diseñadas para ser ofrecidas en centros turísticos y que los visitantes puedan llevarse un recuerdo de la flora misionera sin perturbar los espacios naturales”.

De este modo explican las autoridades de Biofábrica Misiones, una empresa privada dedicada a la clonación de vegetales, su nuevo proyecto: la puesta en marcha de Biorquíades, un proyecto que implica la progacación en serie de dos especie de orquídeas muy difundidas en la provincia de la tierra roja: Cattleya lundii y Cattleya cernua, ambas nativas de la región paranaense. Pero los técnicos del gigante verde ubicado en Posadas no se quedan en este logro: hay más de 10 especies nativas para incorporar en poco tiempo.

El sistema de reproducción se llama micropropagación y es, básicamente, un proceso de clonación vegetal. Con esa técnica, Biofábrica produce plantines de amplias variedades: ananá, bananas, stevia, entre tantas otras. “Hasta el momento hemos entregado a 80 productores de la provincia de Misiones mas de 70.000 plantas de orquídeas tanto exóticas como nativas, también contamos con protocolos de de micropropagación de 20 especies de orquídeas y se han rescatado mas de 100 plantas ubicadas en el Campo Anexo Laharrague, dependiente del INTA EEA Montecarlo”, explican desde Biofábrica.

Las biorquídeas se venden en locales de Posadas y Puerto Iguazú desde octubre de 2012. Pero también se consiguen en hoteles, centros turísticos, locales de artesanías y recuerdos, aeropuertos y restaurants, entre otros lugares. “La gente queda maravillada con las biorquídeas, por varios motivos: les atrae mucho ver una planta tan pequeña dentro de un tubo de ensayo y saber que ellos la pueden seguir cuidando. Les fascina poder llevarse una orquídea de Misiones sin correr riesgos legales, y sabiendo sobre todo que, de esta manera, están cuidando la biodiversidad de la región”, explica Verónica Rodríguez, del Banco de Germoplasma.

La idea está adaptada al turista: la manera en que se presenta el producto exhibe la planta pero además tiene la posibilidad de cerrarse y protege el tubo de ensayo al momento de viajar y guardar la orquídea dentro de un bolso. Además, en la Feria de Artesanos de Misiones 2013 se presentó el nuevo producto, que es la misma Biorquídea del tubo de ensayo, pero aclimatizada y rustificada, dentro de una caña tacuara. Esta fase la articulan producto se realiza en conjunto con los aborígenes de la provincia, a ellos se les entregan las Biorquídeas en bandejas y ellos se encargan de la producción de las tacuaras y de colocar las orquídeas allí.

Y por otro lado, se están por incorporar nuevas especies de orquídeas nativas de la región. Además, desde 2010, está la Biofábrica Misiones S.A. junto con el INTA de Montecarlo y la Asociación orquideófila de Montecarlo con el financiamiento del CFI (Consejo Federal de Inversiones) abocados a un un proyecto denominado “Conservación de germoplasma nativo y multiplicación in vitro, a escala comercial de orquídeas, en Misiones” que tiene por objetivos rescatar el material vegetal de orquídeas nativas de desmontes autorizados, conservar el germoplasma de las especies nativas de orquídeas rescatadas y multiplicadas y lograr algo que parece un sueño cercano: la producción comercial de orquídeas en Misiones.