El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación rescató un ciervo de los pantanos en el Delta del Paraná, mediante la participación de la Brigada de Control Ambiental (BCA). Se trata de un ejemplar macho adulto, de siete puntas, con un peso aproximado de 120 kilos.

La alerta circuló a través del Comité Científico Técnico Ciervo de los Pantanos, a raíz del aviso del personal de la empresa Forestal Arauco tras identificar al ejemplar con una evidente afectación en la boca que hacía que el animal no tuviese el comportamiento normal.

Una vez realizadas las primeras curaciones, se decidió trasladar al ciervo de los pantanos para su correspondiente seguimiento veterinario. El animal fue derivado al Centro de Rescate de Especies de Temaikèn, ubicado en el partido de Escobar. Ahora los especialistas trabajan sobre la afección de manera periódica hasta lograr que esta cicatrice. Una vez recuperado, el ejemplar será liberado en la misma zona donde se rescató.

La especie es el ciervo autóctono más grande de Sudamérica y se encuentra en peligro de extinción. Con el objetivo de protegerlo, fue creado el mencionado comité, que está conformado por la cartera de Ambiente de la Nación y un grupo interdisciplinario de profesionales e instituciones, tanto públicas como privadas, con la premisa de realizar acciones para la conservación de este cérvido que se encuentra altamente amenazado en el Delta del Paraná.

El ciervo de los pantanos fue incluido en la Lista Roja de Especies Amenazadas contemplada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por su sigla en inglés) y es Monumento Natural en Buenos Aires y también en Corrientes.