Siguiendo con la apertura a la exploración minera que promueve el gobierno nacional, la empresa canadiense Blue Sky Uranium desde Vancouver dio a conocer en un comunicado que sus técnicos hallaron un importante yacimiento de uranio-vanadio conocido como Amarillo Grande en el centro oeste de la provincia de Río Negro. La explotación de uranio es altamente contaminante.

El comunicado que Blue Sky Uranium difundió, expresa que “Amarillo Grande tiene el potencial de ser un proveedor líder nacional de uranio, para el creciente mercado argentino, y un nuevo proveedor de mercado internacional“. El CEO de la empresa, Nikolaos Cacos, afirmó: “siempre hemos mantenido la creencia de que el proyecto, que abarca 269.000 hectáreas, tiene potencial para el descubrimiento de uranio-vanadio en todo el distrito, y estos resultados lo confirman”.

En silencio, la empresa hace algunos años que viene perforando el subsuelo patagónico. El proyecto tiene una etapa que denominaron “Objetivo Ivana”, y que consiste en quebrar la montaña y la tierra en un corredor de dos kilómetros, haciendo perforaciones de hasta veinte metros de espesor. La empresa adelantó que la misma formación se presenta en otro proyecto que explotan en Namibia (Africa).

La explotación de uranio es contaminante. Los efectos de extraer y manipular este mineral son negativos para la salud humana y el medio ambiente. El uranio se concentra en el suelo, las plantas lo absorben desde sus raíces y lo almacenan allí. Los vegetales de raíz, como las zanahorias y el rábano pueden tener grandes concentraciones de uranio. La erosión causada en las explotaciones mineras como las de Amarillo Grande pueden provocar que grandes cantidades de uranio se liberen al medio ambiente. Para la salud humana, el contacto con uranio provoca daños en el hígado, en el sistema reproductivo y cáncer.

Blue Sky Uraniun es propiedad del grupo Grosso, que también posee otras dos compañías con operaciones en la Argentina, las empresas Golden Arrow Resources Corp y Argentina Lithium Energy Corp. El yacimiento hallado en Río Negro tiene una longitud de 140 kilómetros, en esta área han realizado ya 256 perforaciones.

Para el CEO de la empresa, las perspectivas son inmejorables. “Algunos de nuestros mejores resultados en el pasado y esperamos mejorar nuestras perspectivas de recursos con este programa de perforación”, añadió. Para el medio ambiente es una mala noticia, otra mas que se agrega a una extensa lista de lugares en el país donde la mineria está desarrollando contaminación y modificación nuestra flora y fauna.