La peperina (minthostachys verticillata), menta peperina o menta’í es un arbusto aromático silvestre de la familia de las lamiáceas, con aroma marcadamente mentolado que crece en forma de mata en las sierras del país, pero por las características particulares del clima se popularizó las que se encuentran en las zonas de los valles de Calamuchita, Punilla y el valle de Traslasierra como la principal productora de peperina del país.

Como indicó la legisladora Adriana Oviedo, hay una devastación de este semiarbusto silvestre aromático. Su proyecto tiene dos ejes principales: “Establecer a la peperina autóctona como un símbolo o un emblema más que nos represente a los cordobeses, y que a la vez se dicten normas que regulen su explotación para evitar su extinción y sin perjudicar a los que viven de esa actividad“.

De acuerdo al saber popular, la peperina posee propiedades digestivas, ya que estimula el estómago y mejora la función hepática y vesicular. También posee capacidad antiespasmódica, porque reduce los dolores abdominales y dolores de cabeza relacionados con la mala digestión.

El proyecto impulsa también la capacitación a los que trabajan en la recolección para que lo hagan con el tratamiento adecuado a la planta, como el sistema de corte, el tiempo y tamaño para hacerlo para de esa manera permitir su reproducción natural.

Es importante destacar que, por su parte, un equipo de investigación de Aromáticas de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), desde hace más de veinte años lleva adelante proyectos dirigidos a la conservación, domesticación y mejoramiento de la peperina.