La fiscal Graciela López de Filoñuk elevó una ampliación de denuncia contra ex funcionarios municipales y promovió una acción penal contra el ex intendente de la ciudad de Córdoba, en la causa que investiga el impacto de los volcamientos de efluentes tratados de manera deficiente en el río Suquía y sus efectos en la laguna Mar Chiquita (ubicada 190 kilómetros aguas abajo).

Por su parte, el juez federal Miguel Hugo Vaca Narvaja tendrá que decidir si llamará a indagatoria a Mestre, actual presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical.

Se trata de la unificación de tres denuncias presentadas en 2018 por vías separadas: una por parte del concejal Santiago Gómez (en ese entonces, concejal de Vamos y hoy director del CPC San Vicente); otra de un grupo de vecinos de Capilla de los Remedios, localidad próxima a los volcamientos aguas abajo en el Suquía; y una tercera del Foro Ambiental Córdoba.

Los peritajes en Mar Chiquita detectaron bacterias coliformes indicadoras de efluentes cloacales y una elevada concentración de fósforo.

Además de los efluentes cloacales, en agosto pasado un estudio del CONICET reveló que el río Suquía es la cuenca hídrica más contaminada con pesticidas de la pampa argentina, es decir, con sustancias tóxicas del sistema agropecuario, como cipermetrina, glifosato, atrazina y clorpirifós, así como también otras sustancias prohibidas, como el endosulfán.

El trabajo recopiló estudios científicos que analizaron la presencia de insecticidas y herbicidas en 66 puntos de ríos de las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos en los últimos 12 años. La conclusión es que el río que atraviesa la ciudad de Córdoba representa un riesgo muy alto para la vida acuática.