Este lunes comienza el proceso de enjuiciamiento al peluquero Germán Gómez (37), acusado de despellejar vivo a un perro de tres meses llamado Chocolate que, luego de varios días de agonía, murió en la ciudad cordobesa de San Francisco.

Se trata de un hecho que movilizó a toda la comunidad sanfrancisqueña y también a otras ciudades del país donde se repudió fuertemente.

El juicio se desarrollará en los tribunales de San Francisco y Gómez deberá responder por infracción a la ley nacional 14.346, sobre “malos tratos y actos de crueldad a los animales” que estipula prisión de 15 días a un año.

El 2 de enero de 2017 Chocolate, un cachorro de tres meses, fue encontrado despellejado en un patio lindante a la vivienda de Gómez, en el barrio Milka, y como consecuencia de las heridas murió ocho días después.

Gómez, a quien se le secuestraron elementos que habrían sido utilizados para el despellejamiento, fue detenido y luego de 19 días fue excarcelado, por lo tanto llegará al juicio en esa condición.

En todo momento negó responsabilidad sobre el hecho que se le imputa y, según la estrategia de su defensa, solicitaría un juicio abreviado y que se establezca el cumplimiento de una pena enmarcada en la “probation”.

Organizaciones proteccionistas de los animales promovieron reformar al Código Penal para sancionar con severas penas los actos de maltratos y crueldad contra los animales.