La demarcación de los espacios para garantizar el distanciamiento físico es parte de los detalles del esquema de plan de reapertura de actividades en pandemia, entre las cuales se prevé, en una próxima etapa, el uso de los parques y plazas.

“El espacio público siempre fue un lugar de encuentro, sobre todo las plazas y los parques. Por eso, estamos diseñando nuevas maneras de aprovechar los espacios al aire libre que son los que tienen menor riesgo de contagio”, anunció el jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, al dar el informe de gestión en la Legislatura porteña.

En ese marco, precisó que “se sabe que una de las cosas que más nos pesan a todos los vecinos es no poder juntarnos con nuestros seres queridos, compartir un almuerzo un domingo, vernos en persona”.

“Por eso, dentro del plan integral y gradual de puesta en marcha tenemos contemplado poner demarcaciones en las plazas y parques. Esperamos poder instrumentar esto cuando se habiliten los encuentros sociales al aire libre, anticipó.

Y agregó que, “por otro lado, como sabemos que jugar es fundamental para los más chicos y para su crecimiento, y hoy los patios de juegos no están habilitados, estamos evaluando intervenir algunas zonas, en lugares que lo permitan, para poner juegos alternativos para ellos”.

Por otro lado, una prueba piloto en Rosario implementada en el Parque de las Colectividades,  demarcó redondeles de tres metros de diámetro, bautizados “Círculos del respeto”, con dos metros de distancia entre sí, para garantizar las recomendaciones de distanciamiento.