Una opción para enfrentar el desabastecimiento del alcohol en gel en el país es elaborar nuestro propio desinfectante siguiendo las indicaciones de la OMS, y descartar las recetas caseras que circulan en internet sin el aval de profesionales.

Para la producción a pequeña escala:

Formulación 1

– Etanol al 96%
– Peróxido de hidrógeno al 3%
– Glicerol al 98%
– Agua destilada estéril o hervida fría

Formulación 2

– Alcohol isopropílico al 99,8%
– Peróxido de hidrógeno al 3%
– Glicerol al 98%
– Agua destilada estéril o hervida fría

Elementos necesarios 

– Botellas de vidrio o plástico de 10 litros con tapón interior de rosca.
– Depósitos de plástico de 50 litros (preferiblemente en polipropileno o polietileno de alta densidad y translúcido, de modo que pueda verse
el nivel del líquido).
– Depósitos de acero inoxidable de 80 a 100 litros (para efectuar las mezclas sin desbordamiento)).
– Mezcladores de madera, plástico o metal.
– Probetas y jarras medidoras.
– Embudo de plástico o metálico.
– Botellas de plástico de 100 ml con cierre a prueba de fugas.
– Botellas de vidrio o de plástico de 500 ml con tapón de rosca.
– Un alcoholímetro: la escala de temperaturas aparece en la parte inferior, y las concentraciones de etanol (porcentajes v/v y p/p) en la parte superior.