Se trata del barco Parténope que, según los registros de la Prefectura Naval Argentina, se hundió a principios de 1900 y según investigaciones locales, en 1867. “Renació” la semana pasada y dejó atrás historias y leyendas en el pequeño pueblo de 4500 habitantes situado a 160 kilómetros al este de la capital de Corrientes.

La embarcación fue descubierta hace seis años por un grupo de buzos de Corrientes que viajaron a Itá Ibaté tras el rastro de un navío de la Guerra Civil Paraguaya que creían que había naufragado en esas aguas. Sin embargo, lo que encontraron a poco más de cinco metros de profundidad, fueron las ruinas del Parténope, el navío protagonista de los más variados relatos de los itaibateños.

El instructor de buceo deportivo y director de la fundación de buceo “Cruz del Sur”, Marcelo Arrúa, encabezó aquella expedición junto a su compañero Walter Chequín y contó a Télam la historia del descubrimiento: “Fuimos cinco buzos los que llegamos a Itá Ibaté para confirmar la historia que una tía abuela le había contado a uno de ellos: una cañonera paraguaya había naufragado frente a las costas de Itá Ibaté durante la guerra en 1947″, narró a Télam.

Había una bajante y mucha visibilidad y eso nos permitió divisar un barco de vapor, con varias partes de su estructura en buen estado de conservación. Nos sorprendió haberlo encontrado a tan solo 40 metros de la costa y a poco más de cinco metros de profundidad”, expresó Arrúa.

Supieron luego que se trataba del Parténope y en la inmersión pudieron ver en detalle su dimensión: “Tenía un largo (manga) de entre 6 y 8 metros y una eslora (ancho) de 2,5 a 3 metros y lo primero que identificamos fueron sus ruedas de impulsión, una por cada flanco“, describió el instructor de buceo, entre otras características del navío.

Según información que recabaron en la zona, la embarcación “ya estaba bastante vieja y deteriorada en 1900, cuando una noche de tormenta se soltó de sus amarras en la costa y se hundió”, narró Arrúa, que agregó que tras el hallazgo en 2014, fueron a la Prefectura de Itá Ibaté, les firmaron la bitácora y allí presentaron las fotos subacuáticas del Parténope, las mismas que circularon días atrás cuando la noticia llegó a los medios.

Así resultó que el Parténope, el barco que naufragó hace más de un siglo, fue descubierto dos veces en una década: primero por una expedición de buzos en 2014 y ahora en 2020 por la extraordinaria bajante del río Paraná.