Los grandes cambios nacen de pequeñas ideas que crecen hasta lograr derribar barreras y transformarse en hechos sociales incontenibles. Eso es lo que sucedió en la mente de Bernice Dapaah: hacer un negocio usando recursos naturales que tenía a su alcance y ayudando a mejorar su realidad cercana, haciendo una empresa sostenible. Empleando a 35 vecinos hace bicicletas de bambú, regalándolas a los que no tienen transporte para ir a la escuela, y por si fuera poco, enseña a fabricar las mismas bibicletas que vende para que todos puedan tener su propia empresa.

Bernice nació en Ghana y después de finalizar la universidad quiso llevar a la práctica una idea que le venía dando vueltas por la cabeza. Hacer una empresa sostenible, que de trabajo a su gente y que además ayude a la comunidad. Esta empresa, basada en los principios de la economía social pronto fue un éxito. 

Su empresa se llama Ghana Bamboo Bikes, y funciona como una fabrica bicicletas de bambú, siguiendo un modelo basado en el desarrollo de los recursos locales, y además lo hace con el fin de donar parte de la producción a niños estudiantes que no tienen otro transporte para ir a la escuela, para que no deban abandonar los estudios. También, ha montado un taller para enseñar a fábricas las bicicletas que vende. 

Quiero ayudar a los más jóvenes a montar sus propias empresas de bicicletas de bambú, para que de esta manera podamos reducir la pobreza entre todos” El proyecto comercial de Bernice crece y su crecimiento se derrama entre los que participan en él. Es un ejemplo de compañía sustentable basada en la economía social, por cada pieza de bambú utilizada en la fabricación, se plantan otras diez, y además esta planta crece muy rápido. Todos los materiales utilizados para ensamblar las bicicletas son fáciles de reemplazar y de reparar, económicamente accesibles y 100% reciclables.

Ghana Bamboo Bikes ya lleva 6 años de trabajo y se demostró que una empresa puede ser sostenible y sustentable, siguiendo lineamientos sociales y ecológicos, logrando ayudar a mejorar la calidad de vida local. El proyecto, comunitario, funciona como negocio, taller y da asistencia. Una pequeña idea pueda cambiar la vida de muchas personas.