Por Leandro Vesco – Fuente: Noticias NOA

El vino también se come. Zulema Zamora vino por unos días a Buenos Aires a una feria de alimentación que le permitió mostrar las delicias que produce La Rinconada en Chilecito, provincia de La Rioja. Además de rico, lo que hace es muy especial, alfajores de fino chocolate rellenos de una mousse elaborada en base al famoso vino torrontés riojano. Su historia resulta inspiradora y demuestra que con tesón y voluntad una buena idea se puede transformar en un proyecto viable y rentable.

Repostera de profesión y especialista en artesanías de azúcar, Zulema fue a mediados de los años 80 a dictar algunos cursos a la provincia de La Rioja, lugar donde conoció a su esposo, José Zamora. Pronto se casaron y mientras plantaban nogales en un campo heredado por José en Chilecito, vivían en Buenos Aires, desde donde compraban y vendían nueces de terceros. Pero al poco tiempo decidieron radicarse en Chilecito, donde criaron a sus tres hijos e instalaron su emprendimiento.

Aprovechando los conocimientos pasteleros de Zulema, empezaron a hacer alfajores de dulce de leche. “Luego vimos que en Chilecito lo que más se vende y de lo que se vive es del nogal, del olivo y de la vid. Y que el vino torrontés es una cepa tradicional única y el mejor lugar donde se da es en Chilecito. Es por eso que pensamos en vender algo con este vino y empezamos a probar hasta que creamos la crema de vino que es como una mouse. Nuestros alfajores son el único subproducto de vino de toda la provincia”, cuenta orgullosa.

Hasta ese entonces La Rinconada sólo producía el alfajor de vino y el de dulce de leche. “En 2007 quisimos instalar la fábrica con local de venta al público y decidimos hacerlo frente a la Cooperativa La Riojana, parada obligada en todo recorrido turístico. Montamos la primera fábrica de chocolates con elaboración a la vista y sigue sin haber otra en toda la provincia. A la inauguración invitamos al intendente, al secretario de Producción, pero no vino nadie… solo familiares y amigos”, recuerda Zulema. “Pasó sin pena ni gloria. Sin embargo este año cumplimos siete años y la gente que nos visita dice: ´Venimos a probar el famoso alfajor de vino´

“Hoy podemos decir que vivimos del alfajor de vino. Los pedidos están aumentando, y todo es artesanal. Nosotros hacemos desde la tapita, hasta la crema, el relleno, los bañamos, lo envasamos, todo a mano. Trabajamos con el chocolate en rama, los bombones y después bañamos los alfajores en chocolate y azucarados”, dice.


“Con el campo comenzamos de cero a desmontar y poner el primer nogalito; pero ya se sabe que es una producción muy lenta y que en ese tiempo hay que comer y vivir. Por eso empezamos a ver qué se podía hacer en Chilecito que no hubiera, porque hacer lo que ya hay es muy fácil”,
cuenta Zulema. “Comprábamos a terceros las nueces enteras, las partíamos y las vendíamos. Pero a veces teníamos mucho y al otro día nada”, dice. “La época de verano, cuando nos juntábamos con el dinero, coincidía con el comienzo de la plantación, la preparación de la tierra y todos los trabajos agrícolas; era cuando peor la pasábamos, motivo que nos impulsó a buscar alternativas”, señala.

Si bien se enorgullecen de haber llegado hasta donde lo han hecho, tener el reconocimiento e incluso que los hayan declarado de interés departamental “sigue costando que expongan al menos nuestros folletos en la Secretaría de Turismo; no les interesa”, dice Zulema con cierta resignación. “Porque cuando no éramos nadie peleamos mucho por obtener un espacio. Tenemos espíritu emprendedor y ganas de crecer; pero al no tener contactos, nos cuesta mucho más. Sabemos que nuestro alfajor de vino torrontés es único en el mundo”

 

Más información:

03825-15668394

E mail: regionaleslarinconada@yahoo.com.ar

Web Site: http://larinconadachilecito.blogspot.com.ar