Un docente de Ingeniería Mecánica y Metalúrgica de la Universidad Católica de Chile (UC), Luciano Chiang, creó un dispositivo que genera energía mediante la captura de las vibraciones de cuerpos originadas por efecto del viento, la lluvia y los sismos, o incluso de una persona en movimiento.

Se trata de una tecnología que permitiría cargar un celular o alimentar un equipo de comunicaciones en un sitio aislado o de difícil acceso, sin la necesidad de baterías o fuentes eléctricas. “Decidimos aprovechar las vibraciones que surgen por efecto del movimiento de un cuerpo, debido al viento, la lluvia, las olas, incluso el paso del agua en un río o de una persona caminando, para obtener energía útil”, explicó a los medios Chiang.

“Es una patente de invención que estamos tramitando y consiste en aprovechar un principio conocido que es hacer producir un movimiento de un imán respecto de una bobina eléctrica“, indicó este ingeniero civil mecánico, quien asegura que el dispositivo podría resultar una alternativa real, eficiente y económica para generar energía en lugares de difícil acceso, donde no existe la opción de cambiar las baterías.

Los dispositivos pueden generar entre 5 a 20 watts. Gracias a su autonomía eléctrica, es posible usar este tipo de tecnologías en plena cordillera o una boya en el mar.

Otra de las ventajas del dispositivo es su tamaño, porque los prototipos desarrollados son del porte de una billetera o de una caja de zapatos. Actualmente, Chiang evalúa la portabilidad y miniaturización del sistema, así como el modelo de negocio del producto a nivel local e internacional.