Por Leandro Vesco / Fuente: La Nueva

En Bahía Blanca los cartoneros usarán una tricicleta eléctrica. El modelo fue elaborado por Nicolás García Mayo y lo quieren ponee a prueba en los próximos meses. Se utilizará para la recolección de material reciclable en el centro de esta importante ciudad del sur de Buenos Aires.

La tricicleta lleva por nombre Tato y facilita las tareas de los trabajadores callejeros que reciclan material urbano, además de resguardar su integridad física, cuidar el medio ambiente y tratar de ordenar de mejor manera el tránsito.

La bicicleta de tres ruedas funciona con un motor eléctrico alimentado por energía solar, con una autonomía de funcionamiento de 45 kilómetros y una capacidad de carga de hasta 250 kilos.  También tiene tracción a peda.l

La innovación fue desarrollada por el diseñador industrial Nicolás García Mayor, reconocido por crear prototipos para situaciones de emergencia Explicó que el producto -en etapa de anteproyecto dado que falta la puesta a prueba de los trabajadores- tiene tres ejes fundamentales: el económico, el humano y el ecológico.

Su uso implica un ahorro de trabajo para los camiones recolectores, y también de combustible, dado que sus baterías de litio ión se cargan con paneles solares. Sus dimensiones, 3 metros de largo por 1,3 de ancho, freno de seguridad y límite de velocidad de hasta 10 kilómetros por hora, lo hacen por otro lado viable para el tránsito.

El transporte prentende mejorar el trabajo de de los cartoneros”, a quienes se les busca reconocer su tarea para mantener la higiene urbana y contribuir al equilibrio ecológico. García Mayor indicó que la tracción a sangre perjudica tanto a los caballos como a las personas que utilizan los carros manuales, por lo cual es necesario dar una nueva herramienta.

La vida urbana en las grandes ciudades requiere que todos los actores que transitan por ese espacio tengan la capacidad de trabajar y trasladarse de una manera cómoda y organizada, los cartoneros tienen un trabajo que muchas veces es tomado por informal, aunque se trata de una labor totalmente necesaria para mantener la higiene de una ciudad y procurar el reciclado de un elemento tan costoso de hacer como el cartón, entre otras cosas.

La Tricicleta está pensada para ser autosustentable por los ingresos de la venta del material recolectado y de publicidad: a ambos lados tiene un panel donde las empresas con responsabilidad social podrían publicitar. El prototipo podría fabricarse en Bahía Blanca en dos meses, aunque los plazos definitivos dependerán del compromiso de autoridades municipales, empresas y de toda la comunidad quienes tendrán el deber de pensar en conjunto y dejar de lado individualidades.