El sector tealero mostró una buena performance durante 2010, que volvió a repetirse en el primer trimestre de este año. Las exportaciones de té crecieron en 2010 un 32 por ciento, en dólares, en comparación con un año antes. Se exportaron en total casi 40.300 t, por un total de u$s 34,4 millones. Con respecto a 2009, el volumen creció un 26% y el precio por tonelada, 5%. También en 2010, Chile fue el principal comprador, pero pagó el precio: casi 12.400 t por un total de u$s 8,8 M. Comparando las exportaciones registradas en 2008 y 2010, se observa una suba del 24%, desde las casi 32.300 t de 2008 hasta las 40.300 t de 2010. Durante el primer trimestre de este año, al menos, la historia vuelve a repetirse. Las exportaciones crecieron un 14% en dólares durante el primer trimestre de este año, en comparación con igual período de 2010. En total, se exportaron casi 12.000 toneladas de té, por un total de casi 11,7 millones de dólares, contra las 11.300 toneladas y los u$s 10,3 M registrados entre enero y marzo de 2010. El precio por tonelada, en tanto, mostró una suba del 8%, al pasar de u$s 915 a u$s 987 durante los primeros tres meses de este año. Chile fue el principal destino de la producción de té argentino, por su compra de casi 3.500 t durante el período analizado, aunque pagó el peor precio: 780 u$s/t. Turquía, por el contrario, llegó a pagar a razón de 1.540 u$s/t de té, pero compró sólo 290 toneladas. En el ránking de compradores por volumen, a Chile le sigue Estados Unidos con casi 2.400 t, lo que significó ingresos a la Argentina por casi u$s 3 M. Así lo confirmó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Con esta suba del primer trimestre, los envíos argentinos arrojan un saldo positivo por tercer año consecutivo. “La Argentina es un productor de té de relevancia internacional, y destina cerca del 95% de su producción a ventas en el mercado interno”, señalan desde la Dirección Nacional de Economías Regionales. Los envíos son de té negro de hojas cortadas u off grades, que se utilizan para mezclas o para la elaboración de diversos alimentos. En el mundo, cerca del 15 por ciento del consumo corresponde a té en saquitos. Además de Chile y Estados Unidos, compraron té argentino más de 15 países, como China, Paraguay, India y Alemania. Sin embargo, la Argentina importa té desde mercados puntuales, que elaboran este producto con características distintas a las locales. Tal es el caso de los tés verde y negro. En términos productivos, Humberto Fontana, de la EE Cerro Azul, dijo que “las condiciones climáticas son muy buenas este año”, y que la demanda “sube en forma constante pero paulatina”. La suba en la producción está siendo impulsada por el aumento en la superficie y la demanda internacional. También fueron importantes las mejoras introducidas en las prácticas culturales. Turquía pagó el mejor precio por el té argentino: 1.540 u$s/t. En total, se exportaron casi 40.300 toneladas, que generaron ingresos por 34 millones de dólares. Chile fue el principal comprador, seguido por Estados Unidos. La producción, en tanto, casi se duplicó entre 2000 y 2007. El precio por tonelada promedió, en 2010, los 987 dólares.