A partir de una causa que investiga la violación a la Ley de Fauna (22.421), efectivos de la Gendarmería Nacional Región V de Bahía Blanca y personal de la división Casos Especiales de la Policía Bonaerense realizaron los operativos en un local comercial y en una vivienda del barrio de Villa Mitre, Bahía Blanca.

Los investigadores incautaron alrededor de una decena de especies, entre las que se encontraban pájaros carpinteros, loros, tucanes, cardenales, cocotilas, picahuesos, cotorras, agapornis, cabecitas negras, entre otras. También erizos africanos y tortugas. Actualmente, todos ellos son especies en peligro de extinción y no estaban albergadas en condiciones ni lugares óptimos.

Hasta el momento no hubo detenidos. Solamente se procedió con el secuestro de documentación y de teléfonos celulares en el marco de la causa a cargo del fiscal Rodolfo de Lucía, de la UFI 20 de Bahía Blanca.

El local está ubicado en la calle Washington al 600, bajo el nombre de fantasía “Mi Mascota”. En el otro domicilio, en Chacabuco al 1500, había más de 100 aves silvestres.

El tráfico de fauna silvestre deja un saldo estimativo de 9 de cada 10 animales muertos, y es uno de los delitos más cometidos a nivel global luego del comercio ilegal de drogas y de armas.