En el marco de la lucha contra el tráfico de fauna silvestre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación realizó un operativo en la localidad bonaerense de Exaltación de la Cruz, donde se encontraron numerosos ejemplares de animales, entre ellos especies exóticas, autóctonas y en peligro de extinción.

El procedimiento se originó a raíz de una denuncia y una investigación que dio como resultado el hallazgo de un establecimiento donde había más de 60 ejemplares de la fauna silvestre sin la debida documentación que acreditara el legal origen y tenencia de los mismos.

Entre los animales había elands —el antílope africano más grande del mundo—, avestruces, emúes y cacatúas, todos provenientes de diversas partes del mundo. También se encontraron especies autóctonas y en peligro de extinción, como guacamayos y primates.

Cabe destacar que las especies intervenidas se encuentran amparadas por la Ley Nacional de Conservación de la Fauna Silvestre, la cual establece los lineamientos legales a cumplimentar para la comercialización y tenencia de animales vivos, productos y subproductos de la fauna silvestre. Asimismo, algunas de las especies ubicadas se encuentran reguladas por la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

El tráfico de fauna es uno de los comercios ilegales más rentables del mundo. Los animales fueron retirados del lugar y trasladados a distintos centros de rescate, instituciones habilitadas a nivel nacional y configuradas como depositarios judiciales, en virtud de mejorar la calidad de vida de los mismos y evitar que sigan siendo objeto del comercio ilegal.

El procedimiento fue ordenado por el Juzgado Federal de Campana y contó con la colaboración de la Delegación de Prevención Ecológica y Sustancias Peligrosas de la seccional San Martín de la Policía de la provincia de Buenos Aires. Por su parte, el Ministerio de Ambiente dará inicio a las actuaciones administrativas correspondientes, a través de la mencionada Dirección de Infracciones.