Los representantes gremiales de los trabajadores petroleros reiteraron los reclamos sobre la operadora del área Medanito, Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR). Denunciaron que trabajan en un “sistema de esclavitud” por parte del gerente del sector, que la empresa no respeta los derechos de los trabajadores y tampoco realiza inversiones en el área.

Carlos Reyes, secretario de Prensa del Sindicato de Petroleros de Bahía Blanca y La Pampa, dijo que el área a cargo de PCR “es un lugar atípico, fuera de lo normal de todas las operadoras de petróleo de acá. Todos los días vemos la falta de seguridad, de mantenimiento y la poca mano de obra en el sector”.

En declaraciones a una radio local Reyes sostuvo que el área Medanito es un gran dilema. “Esta operadora hace más de 30 años que está en el sector, siguen con falencias y encima el Gobierno le dio hace pocos meses otros diez años más de adjudicación”, sostuvo el gremialista.

La tecnología no existe en la operadora PCR, todo es muy rústico, es un lugar fuera de lo normal”, sostuvo el gremialista. “Están sentados sobre una mina de oro, siguen sacando petróleo y el dueño del campo la ve pasar, y los trabajadores están como en la época de la esclavitud”, agregó.

Reyes indicó que PCR “no renueva, no hace inversiones, no actualiza los sistemas operativos. En otras áreas usan planimetría, acá siguen en la prehistoria” y se preguntó: “¿No hay nadie que pueda hacerle una auditoría a esta empresa, por la falta de seguridad, por las cañerías, por las inversiones?”, en referencia al rol de control que debería ejercer el Estado provincial sobre el sector.

Estamos en un sector donde todavía se usa el sistema de esclavitud. Acá la gente trabaja 12 o 14 horas en el campo y después es amedrentada, perseguida. Los capataces insultan y maltratan verbalmente a los trabajadores”, explicó Reyes.

Estas situaciones que vienen denunciando el sindicato tienen un nombre propio. “Hacemos responsable al señor César Vanni, gerente operativo del área, de todos los problemas que se generan con los trabajadores”, indicó el petrolero.

“Hemos viajado a Buenos Aires a hablar con los dueños de PCR, los hemos denunciado al Ministerio de Trabajo, estamos haciendo denuncias penales por el gran daño ecológico que han hecho en el sector, pero aún no vemos la forma de revertir esta situación”, manifestó el secretario de Prensa de los petroleros.

“Es alarmante en la situación que trabaja la gente en el campo”, resume en una frase Reyes, y luego detalla como realizan sus tareas los trabajadores: “El compañero en el campo es perseguido, no se le respetan los derechos, no tiene la categoría que le corresponde” y ejemplificó una situación: “Los días que corre viento a más de 50 kilómetros por hora, hacen bajar a los operarios, pero no les pagan el día”. Estas situaciones han sido denunciadas y se han llevado a cabo medidas de fuerza en el sector. “Hemos parado la producción y la venta en reclamo de mano de obra y seguridad. Pedimos derechos para el trabajador”, relató.

El área fue noticia el pasado fin de semana por dos derrames producidos por la rotura de una cañería y el rebalse de una batería contenedora. Estos incidentes tienen explicación para el sindicalista. “Esta cañería que se pinchó tiene más de 30 años, le falta mantenimiento y se rompe porque todo lo que reparan lo hacen con “recuperación”, con descarte de otras cañerías”, indicó Reyes, fundamentando la falla en la poca inversión de la operadora.

Respecto al derrame que sucedió este último fin de semana, Reyes manifestó que “el operario que recorre por la noche tiene a cargo más de 120 pozos petroleros, cuatro baterías y no da abasto. La persona que estaba controlando el día del derrame es un administrativo, la sacaron de su oficina y la pusieron a controlar pozos y baterías”. La rotura del caño hizo que se bloqueara la cañería que realizaba el trasvase, pero la producción de petróleo siguió ingresando y por eso superó la capacidad de la batería. “Es un ser humano como cualquiera y no le dio la capacidad y por eso se rebalsó la batería. Además, es de otra área. Por eso estamos pidiendo a la operadora que tome gente porque una sola persona no puede estar con semejante trabajo”, finalizó Reyes.

Pozo en donde se produjo el derrame: