El Programa de Desarrollo Rural del Noroeste Argentino (Prodernoa) lleva distribuidos 900 mil dólares en créditos blandos y subsidios para pequeños productores.  La provincia de La Rioja sancionó una Ley de Desarrollo Rural en sintonía con la normativa nacional y para ello se contó con el apoyo de la Cámara de Diputados y el Bloque Justicialista completo. El desarrollo y la ejecución en La Rioja se concretó a través de la adquisición de un préstamo internacional que ascendió a 1.200.000 dólares, destinándose, 900.000 dólares a créditos y subsidios, en tanto que el resto fue para adquirir mobiliario, computadoras y vehículos. 80 grupos son los beneficiados con esta aplicación. Cada grupo tiene un mínimo de seis integrantes, por lo que hay 580 beneficiarios directos, a los que se suman algunas asociaciones y cooperativas. Los beneficiarios directos reciben un crédito que se devuelve, sin presentar garantías y con una tasa de interés muy baja.