A través de un amplio operativo en conjunto con guardaparques del Ministerio de Ecología de la Provincia, efectivos de la policía y el Ministerio de Ecología de Misiones desmantelaron un campamento de cazadores furtivos en la localidad de Santiago de Liniers, ubicada a 24 kilómetros al norte de la ciudad de Posadas.

El operativo tuvo origen con una denuncia realizada al 911. Aparentemente, cuando los efectivos rastrillaron varios kilómetros monte adentro y se encontraron con el campamento, había tres hombres, quienes se escaparon corriendo.

En el lugar los cazadores abandonaron dos caballos, tres motos sin dominio, una pistola y cartuchos de diversos calibres de escopeta, dos animales faenados, machetes, redes para pesca y otros elementos utilizados para la pesca furtiva.