Un grupo de químicos de la Universidad de Harvard descubrieron la forma de generar energía limpia a través de una bacteria que “come” dióxido de carbono e hidrógeno y expulsa combustible de alcohol que puede ser utilizado con biomasa para producir energía. 

El hallazgo fue hecho por el Energy Policy Institute de Chicago.Daniel Nocera, quien dirigió el equipo fue conocido hace unos años atrás por crear una hoja artificial usada para generar hidrógeno como combustible. Con esta bacteria pretender generar electricidad en sitios en donde es escasa, sin producir contaminación.

La nueva bacteria fue llamada eutropha-Ralston y gracias a la ingenieria genética lograr absorver dióxido de carbono e hidrógeno para producir trifosfato de adenosina (ATP), que es un nucleótido fundamental en la obtención de energía celular. Luego de esto el equipo de Nocera logró que esta bacteria expulsara varios alcoholes como el isopentanol, isobutanol, isopropanol.

Nocera expresó que racimos de esta nueva bacteria son capaces de generar alcoholes que pueden ser utilizados para crear energía. El principal propósito de este hallazgo es el de dar una fuente de energia renovavle basada en la quema de alcohol y biomasa. 

Hay regiones en el mundo donde se producen enormes desarreglos naturales por la presencia de contaminación, el equipo de Daniel Nocera espera poder hallar empresas que se interesen por su invento para poder llevar energía allí donde no la hay “Estamos interesados en llevar la tecnología a regiones rurales de la India, donde tanto se necesita