Mafalda, una de las creaciones más maravillosas de la rica historieta argentina, apareció por primera vez el 29 de septiembre de 1964. Y hubo de perdurar 45 años  en diferentes diarios y revistas, pero quedará por siempre en el lugar del que nadie podrá borrarla jamás: la conciencia colectiva.

Joaquín Salvador Lavado, más conocido como Quino -que en 2009 dejó de publicar Mafalda en la revista Viva- nació en la mendocina Guaymallén el 17 de julio de 1932 aunque en los registros oficiales conste nacido el 17 de agosto. Desde antes que empezara a caminar se lo llamó Quino, para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, pintor y dibujante publicitario con quien a los tres años descubrió su vocación.

“Lo que yo hago no cambia nada. Pero mis dibujos, sumados a piezas de teatro, a películas, a canciones, a libros, conforman una obra que podría ayudar a cambiar, pero yo tengo mis dudas. Mis dibujos son políticos, pero en relación a situaciones humanas más que políticas en sí. Esas situaciones se vienen repitiendo desde que el hombre es hombre”, le decía al diario La Opinión.

Eso es Mafalda: una historieta plagada de ideología, plena de política, irónica y sarcástica. Real. Alguna vez, el propio Quino negó que su intención sea política. Su cruzada era contra la condición humana. “La explotación del hombre por el hombre es inherente al ser humano y se ha desarrollado a través de cinco mil años. No veo que pueda cambiar. Por eso creo que el humor no sirve; claro que es lo único que yo tengo. Por lo menos dibujar me divierte, pero pensar no.”

Curioso, pero él decía que Mafalda no era su mejor dibujo. Incluso le echaba la culpa de su estilo. “Mafalda me echó a perder como dibujante. En Rico Tipo, en 1963 y 1964, dibujaba mucho mejor que ahora.” Creó al personaje para una publicidad de artículos para el hogar, pero nunca salió.  “Mafalda me frustró como dibujante. Sin embargo, a veces le tengo cariño, otras veces le tengo rabia”, dijo en esa entrevista de comienzos de los años 70.

Primero surgió Mafalda como nena preguntona con sus padres, después nació Felipe, siguieron Manolito, Susanita. “El hermanito de Mafalda apareció porque un día estaba apurado y no se me ocurría nada. Entonces decidí poner que Malfada iba a tener un hermanito y después tuve que seguir la idea”, reveló Quino.

 

Frases de Mafalda:

 

* “¿Y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto?”
* “¿No sería más progresista preguntar dónde vamos a seguir, en vez de dónde vamos a parar?”
* “No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta.”