Hay demasiado plomo y plata en la meseta chubutense y para el gobierno nacional es motivo suficiente para iniciar allí la explotación minera y producir contaminación. El obstáculo mayor es que la ley de la provincia prohíbe la minería a cielo abierto y el uso de cianuro. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, en una nueva maniobra de presión aseguró que en esta provincia está la “mina de plata de la Navidad que no genera ningún tipo de impacto en el ambiente distinto al petróleo”

La industria petrolera sí está permitida en Chubut, no así la minería. Lo que sucede en la provincia es que hace diez años se promulgó la Ley que no permite el uso de cianuro ni la minería a cielo abierto, ambos procesos necesarios para la explotación que pretende el gobierno sea habilitada allí. “En Chubut -y se lo he dicho muchas veces al gobernador- hay una actividad extractiva que es la minería y la existencia de la segunda mina de plata de la Argentina llamada Navidad que no genera ningún tipo de impacto en el ambiente distinto al petróleo”, el ministro fue aún más directo: “Por una actitud de no promover la minería estamos perdiendo la oportunidad de reciclar una actividad que hoy esta en crisis como la petrolera en Chubut”; enfatizó el ministro.

Las palabras de Aranguren generaron una rápida respuesta del vicegobernador de la provincia Mariano Arcioni, quien afirmó: “No vamos a dejar que nadie con algún proyecto nos quiera avasallar nuestra soberanía provincial”.

El Proyecto Navidad, del que se refiere Aranguren,es un yacimiento de plomo y plata ubicado en la meseta central de Chubut, en fase de desarrollo, adquirido en 2010 por la empresa canadiense Pan American Silver, pero se halla detenido por la Ley Antiminera, en su web site la empresa advierte que: “Hay factores gubernamentales y legales materiales que afectan a los recursos minerales de Navidad. La legislación vigente en la Provincia de Chubut prohíbe la minería a cielo abierto y el uso de cianuro en toda la provincia”

El gobierno nacional pretende por todos los medios que la provincia modifique la Ley y que Pan American Silver pueda explotar el yacimiento. Lo que no puede entender el Estado Nacional es que la provincia ya debatió el problema y la respuesta legislativa y ciudadana fue un contundente no a la presencia de empresas mineras en su entorno natural.