Argentina dejó de tener el novillo más caro de la región por primera vez desde la muy fuerte liquidación de ganado de 2008-2009, que fue seguida por aumentos sustantivos en los precios, en 2010 y 2011, y por la aparición del cepo cambiario que alejó los valores domésticos de los internacionales, según consigna el sitio Valor Carne.

El precio en dólares del novillo argentino se redujo en 24 centavos para ubicarse en U$S 3,20 por kilo en gancho, 10 centavos menor que el equivalente de Uruguay: Durante los últimos diez días se registró una baja de $ 1 (-2%) en el precio que los frigoríficos pagan por los novillos pesados y con trazabilidad, lo que se sumó a la devaluación del 6% de la moneda local con respecto al dólar.  

Ya desde la segunda mitad de diciembre de 2015, los frigoríficos argentinos venían bajando sus precios de compra en virtud de de la mayor oferta animales.

Según el habitual relevamiento realizado por Valor Carne, los compradores están enfrentando una situación bastante cómoda, con suficiente hacienda. En general, se encuentran con operaciones de compra cerradas que cubren una semana de trabajo.

Además, la reducción de las cotizaciones en el Mercado de Liniers ejerce presión bajista sobre los precios por lo que los exportadores esperan una operatoria tranquila para lo que resta del mes.

Fuente: Infocampo