Ovis XXI es una empresa en red, de origen argentino, fundada en 2003 en Río Gallegos, provincia de Santa Cruz. Integra a técnicos, cabañeros y productores comerciales e industriales relacionados con negocios basados en la producción ovina. Se formó para combatir la problemática central de la ganadería ovina en cuanto a la sustentabilidad.

La búsqueda de la excelencia llevó a Ricardo Fenton, a su padre David, a Pablo Borrelli y su mujer, Alejandra Canosa, a la introducción en el sector del Merino Multi Propósito (MPM), una versión importada desde Australia, renovada y mejorada de lo que se denomina una raza ovina de doble propósito. “Los Fenton se contactaron con esta tecnología australiana nueva y revolucionaria, y querían compartirla al ver el impacto potencial que tenía sobre la industria”, dice Borreli, gerente general de Ovis XXI.
El Merino Multipropósito se originó a partir de un grupo de cabañas australianas lideradas por Ben y Dwaine Duxson, de Glendemar, Victoria, Australia. El MPM es un animal de rápido crecimiento, de cuerpo y cuello largo, y de cara descubierta y entrepiernas limpias. Es la única oveja Merino totalmente libre de arrugas, que produce lana de 19 a 20 micrones, a mayor velocidad que cualquier otro Merino. Es un animal fértil, con tasas de crecimiento que superan en más del 20 por ciento el promedio australiano.

DOBLE PROPÓSITO. El trabajo de la empresa involucra a una red de 26 cabañas distribuidas en Argentina, Chile y Uruguay. Estas cabañas están absorbiendo sus majadas con MPM para lograr un animal con lana más fina y un aumento en el peso de la carcasa. Las mejoras en las majadas están arrojando resultados alentadores: producción de lanas superfinas, largas y resistentes, que no existían en el mercado sudamericano desde hace cinco años. “La red se nuclea alrededor de innovaciones, y en un esquema de aprendizaje y colaboración que implica el entrenamiento de técnicos y productores. Esta red se basa en protocolos y en estándares de calidad que los productores se comprometen voluntariamente a cumplir, y que les permite lograr una convergencia en los productos que se diferencian en el mercado y se venden con un valor agregado”, comenta Borrelli.
Ovis XXI provee de un paquete de innovaciones a los productores para lograr óptimos resultados en la producción. La primera innovación desarrollada conjuntamente con The Nature Conservancy, organización global líder que tiene como misión la conservación de tierras y aguas ecológicamente importantes para la gente y para la naturaleza, es un protocolo de pastoreos sustentable que establece prácticas que permiten lograr el óptimo funcionamiento del ecosistema, y aumentar la producción de forraje para los animales: “Estamos aplicando metodologías que nos permiten regenerar la tierra, no solamente frenando el proceso de degradación, sino revirtiéndolo”, resalta Borrelli, y luego agrega: “Lo que hacemos es evaluar el pastizal todos los años, planificar, ejecutar, monitorear, y comenzar el ciclo nuevamente”.

La segunda innovación es la introducción del Merino Multi Propósito: genética que proviene de Australia, y que se destina a la estancia Monte Dinero, en Santa Cruz, propiedad de la familia Fenton, que funciona como unidad central de Ovis XXI. Desde allí, se abastece a la red de cabañas acreditadas que producen unos 4 millones de kilos de lana sucia y alrededor de 500.000 corderos.

La tercera innovación tiene que ver con los conceptos de red: “La red de colaboración funciona como un mecanismo que coordina la oferta. Ovis crea una red de colaboración, y realiza la certificación y márketing de productos: lana, carne, cueros”, remarca el gerente de la empresa. Pero hay más: “También creamos Ultimate Merino, una pequeña empresa que produce prendas de lana que llegan al consumidor final con materia prima de los productores”, agrega.

UNIÓN LANERA: El destacado trabajo de Ovis XXI sedujo a la empresa californiana que diseña y fabrica ropa al aire libre, Patagonia, Inc. quien importa lana de la red de productores de la empresa argentina para sus líneas de Baselayer (primera piel) y medias. Junto con la organización global The Nature Conservancy y Ovis XXI lanzaron una campaña para establecer 6 millones de hectáreas bajo un manejo conservacionista y regenerativo. Una de las estrategias centrales es la de reconocer los esfuerzos que realizan los productores que cuidan su tierra. En esta temporada, Patagonia Inc. comenzó a proveerse de lanas Ovis Sustentable para sus líneas de Baselayer (primera piel), sweaters y medias, que estarán llegando al mercado en enero de 2013. Este proyecto está abierto a otras empresas y organismos públicos y privados. Una respuesta concreta y un gran desafío de la región patagónica.