El método en cuya ejecución participan un millar de voluntarios argentinos con la orientación de cinco docentes cubanos, en este momento, ya se imparte en 19 provincias y 174 municipios de Argentina.

Al cierre del 31 de diciembre tenemos 604 puntos de alfabetización, cifra que fue creciendo desde el 2003 gracias al sacrificio y abnegación, de los asesores cubanos, la Fundación Un Mundo Mejor Es Posible (UMMEP) y la ONG Juanita Moro“, reconoció Jorge Padrón.

El docente también se refirió al apoyo de la Embajada de Cuba, del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC), gobiernos provinciales, municipales, equipos de coordinación, facilitadores, amigos de Cuba, organizaciones sociales, políticas y religiosas.

“Este logro de 30.253 argentinos alfabetizados lo dedicamos a Fidel, líder histórico de la Revolución cubana, pues se cumple su sueño de justeza y equidad, en el 90 aniversario de su nacimiento el próximo 13 de agosto de 2016”, adelantó Padrón.

El “Yo, sí puedoes un programa audiovisual, alfa numérico, dirigido a jóvenes y adultos (15 años y más), analfabetos puros funcionales y/o especiales. Consta de 65 clases de 30 minutos cada una, con un máximo de duración de tres meses y medio.

Fue concebido para lograr en breve tiempo enseñar a leer y escribir lo cual se facilita al poder ser aplicado a gran número de personas a la vez, al tiempo que se puede adaptar fácilmente a cualquier tipo de iletrado y en cualquier condición idiomática.

Desarrolla cuatro habilidades básicas: observar, escuchar, leer y escribir, y parte de lo conocido (los números) hacia lo desconocido (las letras) lo que posibilita una mayor comprensión en los participantes. Su implementación -señala el pedagogo cubano- se basa “en el espíritu del voluntarismo tanto de los educandos como de los facilitadores que se brindan a impartir las clases.

Llegó a Argentina en 2003 a través de un grupo de miembros de movimientos sociales, y comienza a impartirse en Jujuy, Buenos Aires y Río Negro. “En los primeros seis meses se alfabetizaron 795 personas”, remarca Padrón.

En 2005 se creó la Fundación UMMEP que firmó un convenio con el Ministerio de Educación de Cuba, a solicitud de gobiernos provinciales y municipales argentinos y comenzó a expandirse con apoyo institucional local. Con la colaboración del IPLAC y el Canal Educativo de Cuba el programa se grabó con actrices y actores argentinos, teniendo en cuenta las costumbres, cultura y modismos del país.

Desde 2005 al 2014 se logró declarar a cinco municipios territorios libres de analfabetismo: Tilcara, Maimara, Caraguatay, Salsipuedes, San Fernando del Valle de Catamarca, y en 2015 alcanza esa condición la municipalidad de Wanda, provincia de Misiones. Además de su método, el programa se basa en la voluntad de superación de las personas, logrando que las pequeñas metas alcanzadas se transformen en grandes obstáculos que se derriban.