El río Uruguay , uno de los principales de nuestro país, no sólo recibe contaminación de la pastera UPM (Ex Botnia), sino que la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) emitió un comunicado con los resultados de un estudio que determina que en el cauce del río hay un nivel muy alto de bacterias que superan lo permitido.

La costa entrerriana es la más afectada. Según la CARU, a la altura de Concordia hay 24 veces el número permitido de bacterias para consumo humano y en el puerto de Colón, 12 veces. El Río Uruguay es la fuente de agua dulce que se usa para abastecer de agua potable a miles de personas, también el lecho se usa como espejo de agua de diferentes balnearios, donde se hacen actividades recreativas.

Según el estudio que se encargó de medir distintos puntos del río fines de diciembre del año pasado hasta el último viernes, se hallaron tres tipos de bacterias fecales: coliformes fecales, escherichia coli y enterococos. ¿Dónde pueden originarse estas bacterias que están contaminando el rio? Según la Organización Mundial de la Salud, el primer grupo puede provenir de aguas enriquecidas, efluentes industriales, materia vegetal y suelo en descomposición.

La escherichia coli es fácilmente distinguible, es una bacteria que se halla en el sistema gastrointestinal de humanos y animales. Y enterococos viven en el aparato genital femenino y son muy peligrosos porque generan infecciones si entran en nuestra sangre.

Los hospitales de las principales ciudades entrerrianas de la costa del río Uruguay, se hallan colapsados con pacientes que presentan cuadros de vómitos y diarreas.  El informe de la CARU señala los altos niveles de estas bacterias en los principales puertos entrerrianos:

Federación: Desde 600 a las 37.600 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua. Doce veces superior al nivel permitido. Escherichia coli: 300 hasta 37.300 según las playas. Dieciséis veces superior a lo permitido.

Concordia:  100 y 9.000 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua. El doble de lo permitido. Eescherichia coli:  70 a 900 por cada 100 mililitros. Veinticuatro veces más que el límite permitido.

Puerto Yeruá: 600 y 5.400 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua. Diez veces más que lo permitido. Escherichia coli,  100 y 3.700 cada 100 ml. Ocho veces más que lo permitido.

Colón: 390 y 6.400 coliformes fecales cada 100 mililitros. Ocho veces más que lo que se considera permitido. Escherichia coli: 150 y 3.300 cada 100 ml, cuatro veces más que lo permitido.

Concepción del Uruguay:  140 a 2300 coliformes fecales por cada 100 mililitros de agua. Escherichia coli 25 y 700 cada 100 ml, por primera vez por debajo de lo permitido.

Gualeguaychú, 30 y 760 coliformes fecales cada 100 mililitros. Escherichia coli 10 y 500, con un promedio de 94, un valor permitido, pero los enterococos  se encontraron en una proporción de  30 y 600, seis veces lo permitido.

En 2016 se dio a conocer el primer informe de la CARU sobre el impacto ambiental de la pastera UPM (Ex Botnia) donde afirmaba que en varios tramos del río Uruguay había una alta presencia de fósforo, en niveles superiores a los permitidos. Ni en uno ni en otro informe se comunican medidas de remediación de esta contaminación.